Ayer fueron entregados los Premios Príncipe de Asturias en el área científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, instituciones, grupos de personas o instituciones en el ámbito internacional. Aquí los laureados:

Aunque impedido por motivos de salud para asistir a la ceremonia, el escritor norteamericano Philip Roth se llevó el Príncipe de Asturias de las Letras: “nada le haría más feliz que pensar que este galardón le reconoce haber sido capaz, a través de su obra, de mostrar al público español la verdadera realidad estadounidense”, indicó el embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont, quien leyó un mensaje enviado por el propio Roth.

Por otra parte, y como ya les habíamos informado, el diseñador de videojuegos japonés Shigeru Miyamoto, considerado el padre del videojuego moderno, fue galardonado en Comunicación y Humanidades, al destacarse el hecho de que sus creaciones no se basan en la violencia y sus formatos ejercitan la mente e incluso los calificó de educativos.

En el área de artes el personaje reconocido  fue el español José Rafael Moneo, mientras que la filósofa estadunidense Martha C. Nussbaum se hizo acreedora al reconocimiento en Ciencias Sociales, por sostener una concepción universal de la dignidad humana y de los derechos de la mujer.

Por otra parte, Gregory Winter y Richard A. Lerner recibieron el reconocimiento en el área de la Investigación Científica y Técnica, al serles reconocidas sus contribuciones en el campo de la inmunología.

Y por último… ahora sí, hasta que le ganaron algo a Messi:  Iker Casilla y Xavi Hernández fueron los justos merecedores del Príncipe de Asturias en Deporte, por promover el juego limpio y la filosofía de equipo como base fundamental del éxito deportivo.