Los listados de “lo mejor de 2020” que armamos en sopitas.com, no pretenden ser definitivos ni aparecen por orden de “mejor a peor”. Sólo es una lista de recomendaciones para cerrar el año. Hoy son películas…

El 2020 arranco con la promesa de ser uno de los años con mayor número de estrenos importantes en distintos géneros. Iniciamos con Birds of Prey, la entrega en solitario de Harley Quinn en manos de Margot Robbie; y nos seguimos con el regreso de Jim Carrey a los personajes más burdos  divertidos en Sonic the Hedgehog.

Una de las promesas de Hollwyood, Anya Taylor-Joy, trabajó en una maravillosa adaptación de Jane Austen bajo el título de Emma; Will Smith se reunió después de muchos años con Martin Lawrence para una nueva entrega de Bad Boys For Life; 2o20 sería, en teoría, el año que vería The New Mutants… 

Margot Robbie en ‘Birds of Prey’. / Foto: Warner

Esperábamos el regreso de Christopher Nolan y Denis Villeneuve con TENET y Dune. También habría dos estrenos de Pixar –Onward y Soul junto a una película de Wes Anderson, The French Dispatch, que nos sorprendería con su elenco, sus perfectos encuadres y colores pastel. Ya estábamos listos para ver la primera película en solitario de Black Widow y el cierre de Daniel Craig como James Bond con No Time to Die.

Pero el 2020 quedará siempre marcado por la pandemia, la cuarentena y el cierre en todo el mundo de las salas de cine que cambió el calendario de estrenos. Sí, se estrenaron algunas cintas –Onward y Bloodshot llegaron rayando–, pero todo el panorama quedó marcado con el retraso de algunas de restas cintas en cuestión de meses, otros de años. 

Anya Taylor-Joy como Emma Woodhouse en EMMA. / Foto: Focus Features

Ciertos títulos dieron el salto al streaming, otros resistieron a las reaperturas de las salas de cine, y algunas, en un panorama incierto, tendrán su estreno. Así que fue un año complicado, pero de que hubo mucho cine, eso no se pone en duda. Nos habría fascinado ver títulos en una pantalla grande y el ritual que eso implica, pero fue imposible… y aún así, sobrevivimos el 2020. 

Así que quisimos hacer un listado de aquellas películas que tuvimos oportunidad de ver, en distintos medios y/o canales, y que nos ayudaron a sobrellevar el año gracias a sus cualidades técnicas, a su historia, las actuaciones y lo innovadoras que resultaron en épocas atípicas. Aquí hay de todo: drama, ciencia ficción, documentales, comedias, y hasta algunas que se estrenaron en festivales… 

Nota: No incluimos en este listado Ya no estoy aquí de Fernando Frías porque se estrenó en el FIMC de 2019.

His House

His House de Rwemi Weekes está disponible en Netflix como parte de sus originales, y sin duda, les podemos decir que es una de las mejores ofertas que llegaron a su catálogo este 2020. Esta cinta nos presenta a un matrimonio, Bol y Rial, una pareja de migrantes que después de un año de llegar a Reino Unido (huyendo de una guerra en su país natal en África), reciben la oportunidad de ser refugiados.

Eso quiere decir que se podrán ir incorporando en la sociedad británica, por lo que las autoridades les dan una enorme casa para ellos solos en lo que se decide su situación legal. Cuando llegan a este lugar, nace la promesa de una nueva vida alejados de la violencia de Sudán del Sur, pero no: se revela un hecho de su pasado, una deuda que no pagaron, que los atormentará en forma de fantasmas, espíritus y la figura de un brujo. 

Wunmi Mosaku y Sope Dirisu como Rial y Bol en ‘His House’. / Foto: Netflix vía Rotten Tomatoes

His House fácilmente se podría describir como una película de terror. Pero va mucho más allá. Los horrores de este drama no se centran en los espectros sobrenaturales a los que los protagonistas se enfrentan, sino en lo que Rial, la mujer, dice: “Hemos visto de qué son capaces los hombres“. De este modo, His House revela la terrible realidad y la raíz de todos los miedos de los seres humanos: nosotros mismos.

En los últimos años, hemos visto producciones que hacen una crítica severa en relación a la migración de africanos a Europa, quienes se alejan de las violencias locales de distintos países con la promesa de una vida llena de oportunidades; sin embargo, cuando llegan a cualquier país, se han de enfrentar a hostilidades y a un choque cultural. Tal fue el caso de Atlantics (2019) de Mati Diop sobre una joven mujer que se entera que su amante murió en el océano mientras intentaba abandonar Senegal.

Bol en ‘His House’. / Foto: Netflix vía Rotten Tomatoes

La película es visualmente interesante, y a través de una historia de amor y de fantasmas, enfoca su premisa en las injusticias, la pobreza, la migración y el adiós. Cuties (2020) de Maïmouna Doucouré, la cual generó una enorme controversia desde que se anunció su llegada a Netflix, también trata sobre una niña musulmana (de ascendencia senegalesa) que descubre el baile mientras ha de asumir su lugar dentro de su familia y en la religión que estos predican. 

His House es una propuesta sumamente interesante, con personajes devastadores que además, sabe utilizar los recursos de las cintas de terror para hacer una crítica relacionada a la migración y la violencia que nace de los seres humanos contra los seres humanos. 

Beastie Boys Story

A mediados de abril de 2020, AppleTV+ estrenó como parte de sus originales el documental Beastie Boys Story, la historia de cómo tres hombres, todos amigos, se reunieron para crear una “banda”, y de paso, cambiar la escena del hip hop marcando a toda una generación con expresiones musicales poco convencionales.

Tras la muerte de Adam Yauch (MCA) en 2012, el resto de los Beastie Boys decidieron no seguir con el proyecto con una idea de “somos todos”. Sin embargo, en 2019 se reunieron para contar su historia, por lo que vemos en Beastie Boys Story fue aprobado por Mike D y Ad-Rock. ¿Y quién mejor para contar su historia que ellos mismos?

Póster oficial de ‘Beastie Boys Story’.

Spike Jonze dirige este trabajo fílmico y es espectacular. Después de 25 años, se reúnen para revelar la escena en la que les tocó actuar, peor sobre, cómo una amistad logró fijarse en la esencia de una banda sin precedentes y de la que no se ha podido repetir su fórmula.

Beastie Boys Story es un golpe a la nostalgia, una forma de seguir lo pasos de un grupo conformado por tipos malcriados que en algún momento, se dieron cuenta que podían utilizar eso mismo pero para hablar de lo que realmente les importaba… 

Sin señas particulares

Sin señas particulares de Fernanda Valadez, fue la ganadora del Ojo a Largometraje mexicano en la edición de 2020 del Festival Internacional de Cine de Morelia. Y no sólo fue la mejor del FICM, sino que fue aclamada por la crítica hasta mencionarla como una de las mejores producciones del año. En su ópera prima (largometraje), Valadez nos entregó una cinta que retoma algunas de las duras realidades de México: la desaparición forzada y la migración. 

Aquí conocemos a Jesús, un niño de no más de 15 años que le dice a su madre que va a intentar cruzar al otro lado junto a su amigo Rigo. Los jóvenes se van, y después de dos meses, no hay noticias de ellos. ¿Lograron cruzar la frontera, los detuvieron? O en peor de los casos, ¿se toparon con un grupo de narcotraficantes? Cuando aparece el cuerpo de Rigo, Magdalena decide ir a la frontera a buscar a su hijo vivo o muerto… 

Magdalena en ‘Sin señas particulares’. / Foto: Cortesía FICM
Sin señas particulares es una película que sigue el viaje de una madre en busca de su hijo, una realidad de miles de personas en México que buscan algo en este país: sus hijos, hijas, hermanos, hermanas, madres, padres. Y entro tanto, los buscan vivos o muertos, y la mayoría de las veces encuentran puros huesos. 

El trabajo de Mercedes Hernández es espectacular, y le valió el reconocimiento del FICM. Cada uno de los aspectos de Sin señas particulares, acompañan una historia que es brutal sin necesidad de explotar la violencia que se proyecta a las audiencias. Por lo que la directora le permite al espectador asumir la terrible realidad de una madre, su hijo desaparecido y todos los que vivimos aquí.

Borat Subsequent Film

Hace 14 años, Sacha Baron Cohen era un comediante británico que no era muy conocido por las masas. Este hecho, al que se le suma el genio, le permitió crear personajes y asumir identidades distintas para poner en jaque a personas que forman parte de sociedades “civilizadas”. Pero entonces, ¿qué sucede cuando en ciertas situaciones hay reacciones que denotan ignorancia o violencia?

Las intenciones de Baron Cohen al asumir identidades falsas eran muy claras: revelar la alta moral como una máscara de lo que los humanos pueden ser en culturas que creemos perfectas o ejemplos a seguir. Tal es el caso de la sociedad estadounidense: el modelo occidental, la nación más poderosa del mundo, aquellos que validan los principios y los derechos, la tierra de la libertad y las oportunidades. 

Sacha Baron Cohen como Borat. Foto: Dani Abramowicz/Getty

Con base en esto, Sacha creó al personaje de Borat, un periodista de Kazajistán que llega a Estados Unidos para revelar a los americanos. En algunos casos, Borat sólo logra incomodarlos con la completa ignorancia que emana su personaje, y en otros, Borat los revela como personas racistas, violentas, en extremo conservadoras… 

Después de 12 años de la salida del primer filme de Borat, con la llegada a la presidencia de Trump, parecía que no era necesario evidenciar más a una sociedad que había elegido a alguien que es abiertamente racista y misógino como su presidente.

Pero para Baron Cohen había más qué decir, y este 2020 estrenó Borat Subsequent Film donde retoma a este personaje para revelar lo malo de los votantes de Trump (en lo colectivo), pero también extrañamente muestra un lado individual en el que entendemos que muchas de las demostraciones de odio vienen de la manipulación y la falta de educación.

¿Quién es Maria Bakalova, la actriz que interpreta a la hija de Borat?
Maria Bakalova y Sacha Baron Cohen en la secuela de Borat/ Foto: Amazon Prime Video

Borat Subsequent Film, el cual está disponible en Prime Video, es un falso documental donde Borat se acerca a un par de votantes de Trump (aquellos rednecks) que lo acogen en su casa con mucha paciencia; a una judía que le explica a Borat las realidades del Holocausto; a una niñera negra que le enseña a Tutar (su hija) el valor de la mujer; a un grupo de familias sureñas adineradas que aún debutan a sus hijas en sociedad; un cirujano plástico; alguien que se niega a practicarle un aborto a su hija…

Sin embargo, el momento clave de esta cinta es el protagonizado por Maria Bakalova, una actriz húngara de 24 años que tomó la identidad de una reportera para poder platicar con Rudy Giuliani… Sacha Baron Cohen es un genio de la comedia, y esta cinta es una demostración más de eso.

MANK

David Fincher (aquí nuestra entrevista) tomó el guion de su padre, escrito en los 80, para realizar su último largometraje bajo el título de MANK. Esta producción forma parte de las originales de Netflix y nos muestra el periodo en el que Herman J. Mankiewicz escribió el guion de Citizen Kane, considerada por más de 70 años como la mejor película de todos los tiempos. 

Esta cinta de la década de los 40, fue protagonizada y dirigida por Orson Welles, el chico dorado de Nueva York que antes, había triunfado en la radio, y que su primer intento en el cine suponía para todos un fracaso rotundo. Pero la historia es distinta… y una parte se debe al gran trabajo que Mankiewicz hizo en tiempo récord.

Gary Oldman como Herman J. Mankiewicz en ‘MANK’ / Foto: Cortesía de Netflix

MANK, la cinta de Fincher, esta filmada en blanco y negro y recupera todos los detalles fílmicos de la época: la fotografía, el sonido, los diálogos y hasta la forma en la que los personajes se expresan.

Y no, MANK no se trata de una carta de amor al cine en la época de oro de Hollywood, sino a un retrato de la explotación de la industria, del poco valor al guion, del star system, de cómo la industria superó la depresión a finales de los 20 y los 30 (a costa de sus trabajadores) y desde luego, la permanencia de las grandes casas productoras.

El elenco que logró reunir Fincher es espectacular, empezando por Gary Oldman como Mank, junto a varios nombres conocidos como Amanda Seyfried como Marion Davies, Tom Burke como Welles, Charles Dance William Randolph Hearst (la inspiración para el personaje de Kane), Tuppence Middleton como la esposa de Mank, Lily Collins y Tom Pelphrey.

TENET

TENET de Christopher Nolan era una de las películas más esperadas para 2020. Después del éxito de Dunkirk en taquilla, a pesar de ser una cinta de guerra narrada en tres distintas temporalidades sobre un mismo evento, todos estábamos ansiosos por saber qué seguía para Nolan. Las noticias alrededor de esta producción la catalogaron como la producción más grande su carrera y el proyecto más ambicioso.

Y lo fue. En medio de una pandemia, TENET fue la primera cinta en abrir los grandes estrenos, y  a pesar de que no se puede hablar sobre sus números en taquilla, lo que sí podemos asegurar es que se trata de una enorme experiencia visual que sólo Nolan podía hacer realidad. Esta cinta nos presenta a un agente que debe llevar una misión para evitar que se desate una guerra mundial: evitar la inversión del flujo del tiempo. 

Imagen de ‘TENET’. / Foto: Warner Bros.

Es decir, una persona puede ir hacia atrás mientras una va para adelante, y todos en la misma línea del tiempo. TENET es, por decir menos, un espectáculo de efectos visuales donde Nolan le da la oportunidad a sus audiencias de seguir una historia compleja, fascinante y emocionalmente distante. Y eso siempre se agradece, que un director asuma que su público llegue al final.

En esta película hay una enorme cantidad de escenas de acción, hay diálogos inteligentes, se trabaja la idea del tiempo, el espacio y la memoria, y con todo esto, el director británico potencia todo su estilo y narrativa. TENET está protagonizada por John David Washington, Robert Pattinson, Elizabeth Debicki y Kenneth Branagh.

Never Rarely Sometimes Always

El título del último largometraje de Eliza Hittman, Never Rarely Sometimes Always, hace referencia a las opciones con las que podemos responder preguntas grandes sobre nuestra salud, nuestra vida sexual, lo que opinamos de ciertos eventos, situaciones o ideologías. El “nunca, casi nunca, a veces, siempre” reduce todo lo que una persona puede ser y hacer frente a momentos que no necesariamente deben ser correctos, mucho menos para los jóvenes.

Por eso resulta tan maravillosa esta cinta protagonizada por Sidney Flanigan y Talia Ryder, dos adolescentes de 17 años. Autmun (Flanigan) descubre que está embarazada y se niega a ser madre, por lo que va a una clínica donde la incitan a dar en adopción al bebé antes de abortarlo. Cuando ella le confiesa a su prima, Skylar, que está embarazada, toman la decisión de ir a Nueva York para poder realizar el aborto sin consentimiento de los padres.

Sidney Flanigan como Autumn en ‘Never Rarely Sometimes Always’.

Estando en la gran ciudad, asisten a una clínica donde descubre que tiene 18 meses de embarazo, y que el procedimiento es de dos días. A falta de dinero, ambas protagonistas han de enfrentarse a distintos momentos difíciles. Pero Never Rarely Sometimes Always es un retrato de lo poco que se ha avanzado en los derechos reproductivos hacia las mujeres, sobre todo las más jóvenes. Y todo sin intentar dar una lección de moral, sino de libertades en términos de salud.

La película llegó en un momento decisivo sobre el tema del aborto en Estados Unidos, pues más de 10 estados aplicaron una especie de prohibición en el aborto, y en algunos casos, lo impiden si no se realiza antes de las seis semanas (absurdo, pues muchas mujeres se enteran que están embarazadas después de seis semanas). Ni qué decir de la llegada de Amy Coney Barrett como jueza de la Corte Suprema.

i’m thinking of ending things

Charlie Kaufman regresó este 2020 de la mano con Nefflix con i’m thinking of ending things, su tercera película como director y su noveno trabajo como guionista. Kaufman lleva 20 años en la industria y sus historias son tan fáciles de identificar como difíciles de comprender. El también novelista siempre apela a los estados mentales de sus personajes y la idea de pensar/imaginar/recordar la historia de vida que les hubiera gustado vivir. 

De este modo, el espectador queda inmerso en una ola de confusiones propias de cualquier mente, incluso la nuestra: la realidad objetiva pierde su valor y estamos en medio de puras subjetividades en la que no debe existir una explicación lógica. Es como si pensáramos que el deseo por otra persona tuviera que ser justificado por la realidad. Esta es una manera de “simplificar” el cine de Kaufman.

Jessie Buckley y Jesse Plemons en ‘i’m thinking of ending things’. / Netflix

Con i’m thinking of ending things no hay una excepción, pero todos los elementos de una no realidad objetiva, se llevan a un punto máximo en el que hay cientos de lecturas, pero ninguna podría ser la correcta (en serio, aléjense de cualquier texto o video que pretenda explicar esta cinta). La película arranca con la voz de una mujer que está pensando “en terminar las cosas”. Luego se nos permite verla y nos dicen que se llama de cierta forma. Lucy. 

Lucy se sube al auto de su novio para ir a cenar a casa de sus padres, a quienes conocerá por primera vez. Una primera parte, por decirlo de alguna manera, se centra en el camino a casa, y aquí se revelan distintas conversaciones entre Lucy y su novio que demuestran que son todo menos compatibles, y de aquí se podría justificar el título de la película.

Para cuando Lucy (quien va cambiando de nombres, profesiones, peinados y prendas de manera muy sutil) llega a casa de sus suegros, se disparan distintos ejercicios que rompen son la propia lógica de la protagonista en el que las conversaciones internas conviven con la realidad (como cuando Jake escucha lo que Lucy piensa pero no de manera muy clara).

i’m thinking of ending things / Netflix

La incomodidad de Lucy se hace evidente conforme pasa el tiempo, pero no se va, no huye. el ambiente de la casa es siniestro, y el espectador se queda a la expectativa de que algo malo pase, pero resulta en una experiencia doblemente aterradora porque tememos por la protagonista, pero al mismo tiempo no la conocemos y no podemos comprender por qué sigue ahí. No podemos comprender nada. 

Quizá entendemos que estamos sumidos en una especie de pesadilla, pero no sabemos quién es el dueño de ésta. Asumimos que puede ser la protagonista, pero la idea se borra conforme suceden conversaciones que demuestran un hartazgo de la realidad, y una extraña añoranza por lo que nunca pasó.

Danyka

En 2010, el director australiano Michael Rowe estrenó una de las mejores películas mexicanas de la década bajo el título de Año bisiesto. Filmada en un pequeño apartamento, conocemos a una mujer en extrema soledad que siempre sale en busca de encuentros casuales. Un día, regresa a su apartamento con un hombre con el que experimenta placer y dolor.

La cinta no es fácil de ver, y toca un tema que hemos evitado siempre. Pero así es el cine de Rowe, un director que no evita temas e historias que nos resultan controvertidas, desagradables y por tanto perversas. Son este tipo de historias las que negamos y evitamos sin darnos cuenta que nos ofrecen cierta seguridad y la posibilidad de cuestionar.

Demián Bichir como Armando en ‘Danyka’.

Y esto mismo sucede con Danyka, su último largometraje protagonizado por Damián Bichir. El personaje central es Armando, un hombre de más de 50 años que en sus vacaciones, va de visita a la casa de playa de unos amigos de su esposa. Aquí, mientras lee en la playa, conoce a la hija del matrimonio y a su amiga llamada Danyka. 

Ella es joven, hermosa, le gusta leer y no teme decir lo que piensa. De alguna manera, Armando se enfrenta a su yo del pasado, a esa libertad decir sin temer por consecuencias, a la belleza de la juventud y a lo mucho que cobra el paso del tiempo. Armando comienza a conversar con Danyka y dan un paseo por la playa donde ella revela lo que suele hacer en su tiempo libre o cosas más íntimas como dónde perdió su virginidad. 

Imagen de ‘Danyka’. / Foto: GIFF

El hecho de que los personajes tengan una diferencia de edad enorme, hace que una simple conversación (incluso sin las partes más íntimas), sea incómodo. La pregunta es por qué. Armando no está satisfecho con su vida, y de ninguna manera pretende iniciar una relación con Danyka; sin embargo, la cinta revela como se trata de un personaje de personajes, alguien que responde de distintas maneras dependiendo de la persona o el tema…

La lectura más superficial de la cinta podría resumirse en que un hombre maduro se siente atraído por una adolescente. Pero no. Bichir es un gran actor, y el personaje de Armando –el cual se desarrolla en un escenario tan simple pero majestuoso como una playa (con el sonido de fondo)– navega entre dudas sobre su presente, lo que lo satisface, el anhelo de un pasado que lo llevara, en ese preciso instante, a otro futuro. Danyka es un anhelo de lo bello, la juventud y la libertad. Y eso, a todos sin importar la edad, nos atrae. 

Sound of Metal

¿Cómo aceptas en silencio como parte de tu vida? Y no nos referimos a aquellos momentos de silencio que denotan un espacio de tranquilidad, o introspección, incluso aquellos que nos hacen sentir en confianza con alguien. Sino de un silencio total que viene de una sordera. ¿Cómo aceptamos que nuestra vida, después de escuchar y oír, sea un silencio del que dependamos? 

Esa es una de las preguntas que se plantea Sound of Metal, película de Darius Marder sobre Ruben Stone, un músico que pierde el oído sin posibilidad de recuperarlo. Protagonizada de manera magistral por Riz Ahmed, Sound of Metal nos revela el conflicto que las personas imponen entre el ruido y el silencio sin reconocer que los dos dependen del otro. La música, que es la forma de vida de Ruben, se construye de sonidos y silencios, ahora más el segundo. 

Riz Ahmed como Ruben en ‘Sound of Metal’.

Ruben es el baterista de una banda de punk liderada por Lou, quien también es su pareja sentimental. Cuando pierde el oído, asume la idea de dejar la banda por un tiempo y entrar a una especie de campamento de gente sorda donde debe aprender a asumir el silencio, pero también a comunicarse con lenguaje de señas. 

Aquí conoce a un veterano de Vietnam que perdió el oído con el estallido de una bomba, y quien le permite involucrarse con otras personas que nacieron sordas o perdieron su capacidad de escuchar con el tiempo. Cuando va adaptándose, descubre que su novia ha seguido con los planes de la banda, por lo que toma la decisión de operarse con unos implantes con los que pretende volver a su vida. 

‘Sound of Metal’

Esto se relaciona a la idea de Ruben de que la sordera es algo malo, es un defecto, una discapacidad que debe arreglarse. Por lo que la situación del protagonista se complica, pues siente que ha dejado de pertenecer a una sociedad de sonidos y no puede formar parte de una que vive en el silencio. Con la operación, no tiene cabida en ninguna. 

Sound of Metal está disponible en Prime Video.

The Trial of the Chicago Seven

Aaron Sorkin no necesita presentación. Ha estado detrás de grandes producciones como la serie The West Wing, películas como The Social Network y Moneyball, obras como To Kill a Mockingbird y ahora, este 2020, de la mano con Netflix, de The Trial of the Chicago Seven. Esta película cuenta con un enorme elenco: Sacha Baron Cohen, Eddie Redmayne, Jeremy Strong, Mark Rylance, Yahya Abdul-Mateen II, John Carroll Lynch con la participación de Michael Keaton, Joseph Gordon-Levitt y Frank Langella.

La película se centra en el juicio, como su nombre lo indica, que siete activistas radicales atravesaron tras ser acusados de conspirar para provocar los disturbios de 1968 durante una Convención Demócrata en Chicago. Todos ellos, líderes de algunos grupos, pretendían ir a dar discursos de paz, del fin de la guerra… pero todo terminó en caos cuando la policía se involucró.

‘The Trial of the Chicago 7’. / Foto: Netflix

La película es divertida, exagerada en algunas de sus partes, pero nunca pierde de vista el punto central de su trama: las víctimas de una guerra que no sólo se cobran en el país en disputa, sino es su propia casa. Y aquí es cuando The Trial of the Chicago Seven toma relevancia al potenciar la idea de que no son números ni rostros con nombres, son personas… 

La historia nos lleva a un periodo de hace 50 años, pero sigue siendo vigente. Y sólo alguien como Sorkin puede lograr llevar de una manera tan dinámica una historia conocida y que de alguna extraña manera nos resulta muy familiar. Y no sólo con las víctimas de una pandemia que depende de intereses políticos, sino de algunas conversaciones que habían quedado pendientes durante tanto tiempo en una asamblea pública como lo es el racismo y la discriminación. 

Otras grandes películas de 2020

On the Rocks (AppleTV+)

Da 5 Bloods (Netflix)

Emma

La tres muertes de Maricela Escobedo (Netflix)

Dick Johnson is Dead (Netflix)

Wolfwalkers (AppleTV+)

If Anything Happens, I Love You (corto de Netflix)

Cuties (Netflix)

Palm Springs 

The Social Dilemma (Netflix)

Enola Holmes (Netflix)

The King of Staten Island 

Wonder Woman 1984

Las que se estrenarán en diciembre de 2020

The Midnight Sky 

George Clooney se estrena como director en Netflix como este drama de ciencia ficción, el cual se estrenará en Netflix el próximo 23 de diciembre. La cinta está protagonizada por Clooney junto a Felicity Jones, Demián Bichir, Kyle Chandler, Tiffany Boone y David Oyelowo.

Soul

El próximo 25 de diciembre, Pixar liberará su segunda producción de 2020, y lo hará únicamente a través de Disney+. Este es el regreso de Pete Docter como director. Soul tiene en su elenco a Jamie Foxx y Tina Fey con el score de Atticus Ross y Trent Reznor. 

Las que no se han estrenado en México, pero han sido aclamadas…

First Cow (Kelly Reichardt)

Another Round (Thomas Vinterberg)

Nomadland (Chloé Zhao)

Minari (Lee Isaac Chung)

Te llevo conmigo (Heidi Ewing)

Ammonite (Francis Lee)

Promising Young Woman (Emerald Fennell)

En 2017 entré a Sopitas.com donde soy Coordinadora de SopitasFM. Escribo de música y me toca ir a conciertos y festivales. Pero lo que más me gusta es hablar y recomendar series y películas de todos... More by Greta Padilla

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook