En enero de 2019, Andy Murray rompió en llanto al comunicar que los dolores en la cadera impedían continuar con su carrera, por lo que después del Australia Open se sometería a una nueva operación y que su último deseo como tenista era disputar Wimbledon.

Han pasado cinco meses desde aquella conferencia de prensa, lapso en el que fue intervenido. La cirugía fue un éxito absoluto, de forma que Murray aseguró que le ha cambiado la vida, pues ya no lidia con los dolores y ya planea su regreso al tenis.

“No sabía cómo me sentiría después de la operación, pero es fantástico. Cambió mi vida por completo”, dijo el escocés en conferencia de prensa, en la cual informó que participará en el torneo de Queens, aunque no lo hará en la rama individual, sino en dobles, junto al español Feliciano López, aunque hacia futuro, el objetivo es volver a singles.

“He hablado con mi equipo sobre la mejor manera de volver a individuales y pensamos que los dobles es una buena opción para probarme”, de modo que en Queens no se fijará objetivos deportivos, sino volver a sentirse tenista. “Estar de nuevo en una pista y sentirme bien, sin dolores, es suficiente… voy a disfrutar la competencia”.

Getty Images

El torneo de Queens se llevará a cabo del 17 al 23 de junio y después de éste decidirá si juega en Wimbledon en dobles o individual, así como mantener su idea de retirarse o continuar, si físicamente se encuentra en buen estado, pero de entrada comienza a ilusionarse con el Grand Slam británico, que inicia el 1 de julio, e incluso ganarlo.

“Sería genial ganar Wimbledon… claro que creo que es posible, pero no es algo que importe, aunque quiera no importa si no lo consigo”, comentó.

http://instagram.com/sopitasdeportes

Sergio Ramírez es periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario Estadio, La Razón de...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook