Antonio Brown, nuevo jugador de los New England Patriots, podría hacer su debut en la temporada este domingo contra Miami, pese a las acusaciones de agresión sexual por parte de su exentrenadora.

Hasta el momento, la NFL no ha colocado al receptor abierto en la lista exenta del comisionado, aunque no significa que ya la haya librado, pues la liga ya se puso manos a la obra con una investigación, la cual consistirá en entrevistas con el presunto agresor y la presunta víctima.

Getty Images

La entrenadora se identificó con el nombre de Britney Taylor, quien asegura que el jugador la agredió en tres ocasiones durante 2017 y 2018. La entrenadora programó su entrevista para la siguiente semana, de acuerdo con información de ESPN.

En tanto, el abogado del receptor, aseguró que su cliente tenía una relación consensuada con Taylor.

De esta manera, la NLF no colocará (aún) al receptor en la lista exenta del comisionado, esto significa que será elegible para el juego contra los Dolphins y ya será decisión de la franquicia de Nueva Inglaterra si decide mandarlo al emparrillado o dejarlo fuera.

Getty Images

Los Pats anunciaron que desconocían esta tema al momento de la firma de Brown el pasado lunes, pero que tomarían el caso con seriedad ante la investigación, pero mientras se aclara, el jugador pudo entrenar durante las dos prácticas previas.

http://instagram.com/sopitasdeportes