Getty Images

Árbitro español ofrece reintegrarse a la policía; su pareja está embarazada

Juan Martínez Munuera es uno de los árbitros destacados de la liga española. Al igual que los futbolistas, el silbante se encuentra a la espera de que los contagios y las muertes por el coronavirus den una tregua y las circunstancias permitan la reactivación de La Liga, pero mientras eso sucede, el árbitro se ofreció a retomar sus actividades como policía.

Antes de ser árbitro, Munuera comenzó a trabajar como policía después de obtener la mayoría de edad. “Soy Policía desde que tenía 19 años y me hice precisamente para ayudar en situaciones como la que vivimos ahora”, explicó de acuerdo con Mundo Deportivo.

Actualmente, el silbante tiene 37 años de edad y desde los 23 años es árbitro profesional y a los 30 comenzó a dirigir en la Primera División. Hasta entonces había combinado la profesión de árbitro con la de policía, a la cual no ha dejado de pertenecer, por lo que ante el estado de alarma en España, pidió reintegrarse a ella.

Getty Images

Sin embargo, Munuera fue rechazado por dos motivos. El primero tiene que ver con su pareja, quien está a sólo dos meses de dar a luz. Si Munuera comienza a trabajar para la policía, tendría que salir de casa y eso hace que aumenten los riesgos de contagio para él, y por consecuencia para su pareja y el hijo que viene en camino, quienes entran en el grupo de las personas más vulnerables del COVID-19.

El segundo motivo es porque el silbante no hace falta, ya que España cuenta con la suficiente cantidad de elementos policíacos para hacerle frente a la emergencia del coronavirus.

“Policía y árbitro no son mis trabajos, son mis dos pasiones. Cuando se declaró la pandemia me ofrecí a mis superiores para reincorporarme, pero no hizo falta. Nuestra plantilla no se ha visto mermada por la enfermedad, pero sabe que me tiene en cualquier momento a su disposición”, compartió.

Getty Images

El último partido que Martínez Munuera pitó en la liga española antes de la pausa, fue el triunfo del Barcelona sobre la Real Sociedad, el cual dejó al Barça líder, luego de la caída del Real Madrid ante el Betis.