Pese a que el canal de la televisión de Irán, IRIB, había anunciado la transmisión del partido del viernes entre el Bayern Munich y el Ausburgo, los aficionados al equipo alemán no pudieron ver el encuentro, debido a que la cadena decidió cancelar la transmisión debido a que el juego era arbitrado por una mujer.

La alemana Bibiana Steinhaus fue la encargada de la conducción del encuentro como árbitro central, aspecto al que ya están acostumbrados los aficionados y jugadores alemanes, sin embargo, en Irán no sucede lo mismo.

La ideología islámica hace imposible que una mujer sea vista con poca ropa en televisión, por lo que suelen censurarse películas constantemente. En el caso del partido, al ser una transmisión en vivo, no se podían cortar las imágenes en las que aparecería Bibiana Steinhaus vestida con short, por lo que se decidió cancelar por completo la transmisión del partido.

Getty Images

El presidente de Irán, Hassan Rohani, ganó críticas de los influyentes religiosos en octubre de 2018 al levantar por un día la prohibición para que mujeres pudieran ver en el estadio un partido de futbol varonil.

Desde 1979, tras la revolución islámica, las mujeres viven con ciertas limitantes sociales y pese a que aficionados protestan para que el islam ceda en aspectos de entretenimiento, las normas se mantienen con todo y sus censuras, de acuerdo con ABC.

Getty Images

De esta manera, los aficionados de Irán se perdieron el emocionante 3-2 con el que el Bayern se impuso a los locales y aprietan la lucha por el título, pues los bávaros se ubican a sólo dos puntos del líder Borussia Dortmund, aunque éste aún tiene pendiente su partido de la jornada, el cual disputará este lunes frente al Nuremberg.

https://instagram.com/sopitasdeportes