Joe Burrow no tuvo el mejor de los días con los Cincinnati Bengals, pues fue capturado hasta en nueve ocasiones y no pudo conectar pases de touchdown en el partido ante los líderes de conferencia, Tennessee Titans… y sin embargo, él y los Bengals ya están en la final de conferencia de la Americana.

Cincinnati regresó a una final de conferencia después de 33 años, cuando encaró a los Bills, los venció y se fue al Super Bowl (y lo perdieron ante los 49ers), mientras que Ryan Tannehill y los Titans se van de vacaciones.

La derrota resultó especialmente frustrante para los Titans después de terminar como el mejor equipo de la temporada regular, por el regreso de Derrik Henry y porque tenían la posesión del ovoide con 29 segundos en el reloj y cinco yardas por avanzar en el tercer intento ¿cómo pasó esta tragedia deportiva? Aquí te lo trataremos de explicar.

¡Super Bowl, a la vista! Las claves de la sorpresota de los Bengals ante los Titans en los playoffs de la NFL
Getty images

Defensiva, el arma principal de los Bengals

Como decíamos, a Burrow lo capturaron en nueve ocasiones, de modo que los Bengals vieron frustradas una y otra y otra y otra vez sus opciones de avanzar, así que no podemos decir que Cincinnati haya ganado por su ofensiva.

Lo que trabajó muy bien Cincinnati fue la defensa, que interceptó algunos pases de Tannehill, incluida aquella de los 29 segundos cuando los Titans tenían la posesión, y otra en el tercer cuarto, cuando los locales estaban con primera y gol.

En el segundo cuarto, los Titans se animaron por ir a la conversión después de su primera anotación, pero la línea defensiva de Cicinnati contuvo a centímetros de la zona de anotación.

 

 

 

Si no es por aire, que sea por tierra

No cabe duda que Joe Burrow es un muy buen quarterback, pero le tienen que echar un mano para hacer una bolsa sin fugas. Sin opciones para conectar por aire, la primera anotación de los Bengals llegó por tierra.

Joe Mixon hizo la pasada, tomó el balón para comenzar su carrera por la derecha, fintar y terminar en una avenida por la izquierda.

 

De a tres puntitos también se gana

Los pateadores, que tanto tiempo fueron infravalorados, ahora juegan un papel sumamente importante en la NFL y en ese sentido, a Evan McPherson le deben una estatua en Cincinnati.

De las cinco jugadas de anotación de los Bengals, cuatro fueron goles de campo de McPherson, incluida la jugada del triunfo tras la intercepción a Nick Westbrook.

 

¿Les alcanzará para llegar al Super Bowl la próxima semana?

¿Quién soy? Yo no soy más que un mendigo del buen futbol (y de F1), voy por el mundo, sombrero en mano, y en los estadios suplico: una buena jugadita por amor de Dios. Pasé por las filas de Futbol...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook