Borussia Dortmund convierte su estadio en hospital contra el coronavirus

A partir de este sábado 4 de abril, una parte del estadio del Borussia Dortmund se convertirá en hospital para pacientes con coronavirus, en un esfuerzo para controlar el número de contagios y bajar la tasa de defunciones en Alemania.

El Signal Iduna Park es el estadio más grande de futbol en Alemania, con una capacidad para 81 mil espectadores y modificará el centro de atención de la tribuna norte para atender tanto a pacientes confirmados con coronavirus, así como a sospechosos.

La intención de trasladar pacientes al estadio del Borussia es para no saturar a los hospitales y también evitar así contagios dentro de los mismos, como ha ocurrido en hospitales de Italia y también en México.

“Borussia Dortmund ofrece el estadio de fútbol más grande de Alemania para la lucha contra el coronavirus. A partir de mañana, sábado, el centro de atención de la tribuna norte de SIGNAL IDUNA PARK no será el futbol, ​​sino la atención de casos sospechosos de coronavirus y pacientes con las quejas correspondientes. Borussia Dortmund ha renovado especialmente el área junto con la Asociación de Médicos Estatutarios de Seguros de Salud de Westfalia-Lippe (KVWL)”, indica el club en un comunicado.

 

Los médicos de la ciudad de Dortmund han atendido a más de mil personas en la última semana, por lo que hicieron el llamado para tener espacios más amplios para atender a la gente con síntomas de coronavirus, el cual tiene suspendida la actividad de la Bundesliga.

“La afluencia de pacientes allí es inmensa, después de solo una semana hemos tratado a más de mil pacientes. Los colegas realmente hacen un excelente trabajo, pero notamos que necesitamos expandir nuestras capacidades con urgencia”, enfatizó el Dr. Volker Schrage, segundo presidente de la Asociación de Médicos Estatutarios de Seguros de Salud de Westfalia-Lippe.

Pese a las restricciones sociales en Alemania, Borussia anunció el regreso de sus jugadores a entrenamientos desde el pasado lunes, aunque al igual que el Schalke, trabaja con grupos pequeños para evitar aglomeraciones.