Mexsport

¡Chivar! La polémica jugada de la remontada de Chivas y el VAR sobre Mazatlán

Mazatlán nació como equipo de Primera División en la Liga MX a la brava, tras la mudar a Monarcas Morelia y adoptó el “arrebatando” como lema, sin embargo no arrebata nada y las Chivas aprovecharon para remontar gracias a la intervención del VAR y un penal que se presta para el debate y la polémica.

Los mazatlecos se adelantaron en el marcador en los primero instantes del partido en una jugada en la que muchos culpan a Raúl Gudiño ¿pero ya vieron que cuatro jugadores morados están en el centro del área sin marca alguna antes del primer disparo? El arquero rechazó como pudo el envío de Mario Osuna, pero quedó sin opciones cuando Nico Díaz sólo empujó el balón al fondo.

Chivas empató a los 13 minutos con un cabezazo de Jesús Molina, quien quedó solito en el área y firmó pegadito al poste, donde se supone que debía estar el jugador del Mazatlán que quedó casi frente al portero Sebastián Sosa.

La polémica del penal de Chivas

La jugada de la polémica llegó a la media hora de juego, cuando el balón le quedó a Uriel Antuna dentro del área y sacó un disparo que Osuna tapó con la mano. En un principio, el árbitro Adonai Escobedo dejó correr la jugada, pero el VAR hizo de las suyas.

¿Por qué sí era penal? A favor de las Chivas podemos decir que sí hay contacto con la mano y hasta la levanta. Además, la regla dice que cualquier contacto con la mano dentro del área debe ser señalada como penal.

 

¿Por qué no era penal? El argumento que puede utilizar Mazatlán es que en un principio el silbante no marcó el penal al no ser una infracción clara y por lo tanto no debía utilizarse el VAR. La otra es que la distancia con el disparo de Antuna es cosa de escasos metros.

La cosa es que Osuna se fue expulsado por doble amarilla y José Juan Macías marcó el penal con el cual Chivas le dio vuelta al marcador al ejecutar de manera correcta el penal.

Mazatlán no se lleva con el VAR

Mazatlán y el VAR no le llevan tan bien, cabe recordar la polémica del penal del Cruz Azul en el cual Jonathan Rodríguez toca el balón dos veces, pero nadie habla del hecho de que hubo una aparente invasión de área.