Ferrari presentó el SF1000, el auto con el que competirá durante la temporada 2020 en Fórmula 1, sin embargo, la escudería italiana tiene un pequeño problema, ya que en Italia han pedido que el nuevo monoplaza sea confiscado por la publicidad presente en diferentes partes del auto.

La Unión de Consumidores de Italia (Codacons), denunció a la escudería por la presencia de una marca tabacalera, Mission WinNow, la más grande en el mundo en su rubro.

La marca aparece en el alerón delantero, así como en el alerón trasero y en el capo motor, en esta última zona luce con una “M” y “W”. La presencia de la marca es interpretada como una incitación al consumo del tabaco, que es el principal causante de cáncer de pulmón.

“Fortalecidos por la decisión del Ministerio, que nos da la razón en todos los ámbitos, vamos a comenzar una batalla legal contra Ferrari, vamos a presentar una nueva queja a Antimonopolio y al Ministerio de Salud y le vamos a pedir al Comando de Carabineros para la Protección de la Salud que confisque el nuevo monoplaza SF1000, presentado en Reggio Emilia”, indica el comunicado emitido por la Codacons, de acuerdo con Marca.

La marca ha sido perjudicada en países donde las leyes son muy estrictas en cuanto a la presencia de marcas tabacaleras, de modo que en Grandes Premios como Australia, Francia, Canadá, Italia e Inglaterra, Ferrari tuvo que presentar sus autos sin la presencia de dicha marca.

Getty Images

En el Gran Premio de México del 2019, la escudería italiana no tuvo problema alguno en cuanto a la presencia de Mission WinNow.