Joao Maleck podría abandonar la prisión, luego de que el juez que lleva el caso, Juan José Rodríguez, solicitara la suspensión del proceso y dar oportunidad a la familia del futbolista de buscar un acuerdo con los familiares de las personas fallecidas en el accidente automovilístico el pasado domingo por la mañana.

Para ello, el juez solicitó un oficio para que la defensa del futbolista pueda buscar el perdón y un acuerdo para que Maleck salga de prisión.

La suspensión del proceso se da luego de que no se acreditara el exceso de velocidad, ni la presencia de alcohol en las pruebas de orina, aunque las pruebas de sangre demostraron lo contrario.

Al considerarse que Maleck no conducía a exceso de velocidad y tampoco bajo los efectos del alcohol, se reducen agravantes, es decir, el homicidio culposo ya no es calificado en este caso como un delito grave.

Esto da pie a que los familiares puedan negociar en un periodo de 30 días, sin la intervención de los abogados, y puedan llegar a un acuerdo, el cual sería económico y si este se concreta, el jugador saldrá de prisión.

De acuerdo con información de Récord, el auto que conducía el exjugador del Porto B y del Sevilla B tiene un seguro valuado por tres millones de pesos, cantidad que sería utilizada para indemnizar a los familiares de la pareja fallecida.

Sin embargo, el periodista Ignacio Suárez indicó que el auto que manejaba Maleck es propiedad del padre de Marco Fabián.