El equipo argentino Lanús, del cual han surgido jugadores como Agustín Marchesín y Carlos Izquierdoz, confirmó el secuestro de su defensa de 21 años de edad, Lautaro Valenti, durante la madrugada de este sábado, junto a otra persona.

A través de un comunicado, el conjunto argentino compartió que los hechos sucedieron en la localidad de Avellaneda y poco tiempo después los agresores pidieron una suma de dinero a cambio de la libertad de ambas personas.

Getty Images

De acuerdo con información de la agencia EFE, la comunicación se dio con el representante del futbolista, quien entregó el dinero a cambio de la libertad de su representado y la otra persona. La agencia informó que por ambas personas se entregaron poco más de cinco mil dólares (algo así como 100 mil pesos mexicanos).

“En horas de la madrugada de hoy, el jugador Lautaro Valenti y un allegado fueron víctimas de un secuestro en la localidad bonaerense de Avellaneda. Horas después, afortunadamente, quedaron en libertad. Valenti y su acompañante se encuentran en perfecto estado de salud”, indica el club argentino.

Valenti se encontraba con su amigo en Buenos Aires cuando sufrió el secuestro, pues horas antes había disputado el partido de la Superliga de Argentina contra el Aldosivi, en la Mar de Plata, donde Lanús cayó 2-0 y Valenti jugó los 90 minutos.

Este hecho se une al de Brian Fernández, el exjugador del Necaxa, quien se “desapareció” como medida ante supuestas amenazas de muerte de su propio padre.