La Selección Mexicana se coronó en la Copa Oro después de vencer por la mínima diferencia a Estados Unidos y con ello se reafirma como el gigante de la Concacaf y el máximo ganador de este torneo.

Jonathan Dos Santos fue el héroe de esta historia, papá, gracias a una jugada de lujo con Raúl Jiménez, pero también gracias a la tajadas del arquero Guillermo Ochoa y hasta un cabezazo de Andrés Guardado con el que sacó el balón en la línea.

La rivalidad entre México y Estados Unidos dejó de nueva cuenta un buen sabor de boca en términos generales y así se hizo notar en las gradas, donde se sufrió, pero también se disfrutó.

Capitán América, al ataque

Desde que Landon Donovan se retiró, la Selección Mexicana respira con más tranquilidad cuando le toca jugar contra Estados Unidos, sin embargo, el exjugador del Galaxy y del León le dio vida a la rivalidad con un mensaje en Twitter, en el que aseguró que ningún gringo le ha ganado más veces al Tri como él.

“Ningún jugador de Estados Unidos ha derrotado a México más veces que yo. Seamos positivos y apoyemos a nuestro equipo para que derroten a México, tal cual la última vez que jugamos con ellos en el Soldier Field en la Final de la Copa Oro”, escribió.

Sin embargo, después de 90 minutos, el mensaje de Donovan quedará para la anécdota y para las burlas. 

El susto que dio Ochoa 

Durante el medio tiempo se pensó que Rodolfo Pizarro dejaría el terreno de juego, después de una aparatosa lesión en el codo, sin embargo, regresó a la cancha con una protección especial.

Pero también dio el susto el portero Guillermo Ochoa, pues durante el descanso, el portero suplente, Jonathan Orozco, salió a calentar. Para fortuna de los Ochoabelievers, el exarquero del Málaga y América regresó sin problemas al terreno de juego.

 

El grito de “Eeeeh, puto”, se hizo presente

La Federación Mexicana de Futbol lanzó una campaña en años anteriores para erradicar el grito que fue calificado como homofóbico y desde ese entonces los porteros del equipo rival habían despejado el balón con total calma.

Sin embargo, la campaña no llegó a Estados Unidos y los paisanos en Chicago revivieron el famoso grito cada vez que el portero Zack Steffen movía el balón en saque de meta.

La FIFA ya le ha vuelto a llamar la atención a la Femexfut, por lo que se pueden venir unas cuantas multas.

Getty Images

http://instagram.com/sopitasdeportes