Las mejores mascotas en la historia de Juegos Olímpicos Deportes
Especial

De Grenoble ’68 a Tokio 2020: La historia de todas las mascotas olímpicas

Esta es la historia de los animales, dibujos y personajes que han dado vida a las entrañables mascotas olímpicas de la era moderna.

Tokio 2020 está en marcha, pero los Juegos Olímpicos son mucho más que un simple evento deportivo en el que miles de atletas buscan reescribir la historia y expandir los límites del cuerpo humano.  Atletismo, gimnasia o natación; los  Juegos Olímpicos son recordados por los récords rotos, por medallas conquistadas y por las figuras que se convierten en leyenda como Nadia Comaneci y su diez perfecto, Michael Phelps y su arsenal de medallas o la impresionante velocidad Usain Bolt, pero también hay que decirlo, hay un ingrediente que hace que cada edición de los Juegos Olímpicos sea recordada para bien o para mal: Las mascotas olímpicas.

¿Cuál es la diferencia entre los Juegos Olímpicos y las Olimpiadas?


Las hay de todas formas y tamaños, desde entrañables animales de peluche, asociados a la identidad del país sede, hasta figuras cuyas formas seguimos y seguiremos sin entender.  Según el Comité Olímpico Internacional, las mascotas olímpicas “representan el espíritu de las olimpiadas y juegan un papel fundamental en recibir a los atletas” y aunque esto no lo dice el COI, vale la pena decirlo, juegan un papel fundamental en la venta de recuerdos y souvenirs de la justa olímpica.

Pero ¿cómo surgieron y cuál fue la primera mascota olímpica?  Si bien en los Juegos Olímpicos de México ’68 se creó un jaguar rojo para dar un poco más de identidad, aquella mascota no fue reconocida como oficial, por lo que las primeras mascotas olímpicas llegarían en los años subsecuentes.

Un recuento de las mascotas olímpicas

Grenoble 1968:

La primera mascota olímpica de la historia, lo descubrimos en los Juegos Olímpicos de Invierno de Grenoble ’68 y llevó el nombre de “Shuss” y en su momento se le presentó más como un personaje animado relacionado a los juegos, que como una mascota. Sin embargo, el éxito que tuvo sirvió para instaurar una tradición que ha caracterizado a los Olímpicos desde entonces.

Shuss es la primera mascota olímpica de la historia

Foto: Cortesía COI

Munich 1972

Waldi es el nombre de este lindo perro salchicha que se convirtió en la primera mascota de unos Juegos Olímpicos de Verano, celebrados entonces en Munich, Alemania. De acuerdo con el COI, los colores de este perrito representan algunos de los valores más importantes de colores olímpicos, como el azul, el amarillo y el verde.  Como dato curioso, la ruta del maratón de Munich ’72,  se trazó precisamente en forma de este lindo perro que hasta hoy sigue siendo recordado como una de las mascotas más tiernas de la historia.

Waldi es la mascota olímpica de Munich 1972

Foto: COI

Montreal 1976

¿Qué es eso? Es la pregunta que todos nos hacemos cuando vemos por primera vez a Amik, la mascota olímpica de Montreal 1976. Se trata de un castor y de hecho, su nombre, “Amik” significa precisamente castor en Algonquin, una de las lenguas mas populares entre los pueblos indígenas de Canadá.

AMIK la mascota olímpica de Montreal 1976

Foto: COI

Moscú 1980

Su nombre completo es Mikhail Potapych Toptygin, pero el mundo le conoce como Misha. El oso más entrañable de la historia olímpica y que además, podríamos decir que también fue la primera mascota olímpica en viajar al espacio, cuando un muñeco de peluche fue enviado a la estación espacial rusa Salyut 6 en 1978.

Misha Mascota Oficial de Moscú 1980

Foto: COI

Los Angeles 1984

Este debe ser uno de los momentos más interesantes en la historia olímpica: de Rusia a Estados Unidos y de la encantadora Misha, al águila Sam.  (¿Hay algo más gringo que ponerle Sam a la mascota del Tío Sam? De hecho, antes de decantarse por un águila, la mascota olímpica de Los Ángeles 1984 iba a ser un oso, un animal característico del estado de California, pero una vez que los rusos eligieron a Misha, los estadounidenses no quisieron que se les viera como “copiones” o “repetitivos” de uno de los países con los que peores relaciones diplomáticas han tenido a lo largo de la historia.  ¿Otro dato curioso? El Águila Sam fue diseñada por C. Robert Moore, de Walt Disney Studios.

Sam la mascota olímpica de Los Angeles 1984

Foto: COI

Seúl 88

Hodori es el nombre del carismático tigre que le dio identidad a los Juegos Olímpicos de Seúl 88.  En coreano, “Ho” significa tigre, mientras que “Dori” es un diminutivo común.  El proceso de selección de la mascota olímpica, tenia como candidatos a un conejo, dos patos y por supuesto el tigre, que al final, fue elegido entre 2,295 propuestas que se presentaron por el público coreano.

Hodori es la mascota olímpica de Seul 88

Foto: COI

Barcelona ’92

Al día de hoy, Cobi sigue siendo para mi, la MEJOR mascota olímpica de toda la historia.  El origen de su nombre no le hace justicia a la magia que provoca, pues se llama Cobi como una simple abreviación del “Comité Olímpico Organizador de los Juegos Barcelona” cuyas siglas en inglés son “COOB’92”.

Pero ¿qué es en realidad Cobi?  Según su creador, el aclamado diseñador Javier Mariscal, Cobi es un perro de los Pirineos humanizado en estilo cubista.

Cobi Juegos Olímpicos Barcelona 1992

Foto: COI

Atlanta ’96

La revolución del internet y la era informática comenzaba a sentirse a mediados de los noventa, provocando una falsa sensación de “futurismo” que viéndolo en retrospectiva era un tanto inocente.  Todos esos sentimientos, se plasman en Izzy, la mascota olímpica de Atlanta ’96 que es un ente producto de la tecnología y la información, que incorpora los anillos olímpicos a lo largo de su cuerpo.  No de a gratis su nombre original era “Whatizit” o un “Khéseso” en Español, aunque de cariño, se le quedó simplemente el Izzy.

Izzy Mascota Atlanta 96

Foto: COI

Sydney 2000

Los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 fueron los primeros en incorporar un ensamble de diferentes mascotas. En este caso, se tratan de un ornitorrinco (Syd), una kookaburra (Olly) y un oso hormiguero espinoso (Millie) los cuales simbolizan el agua, aire y tierra respectivamente, siendo también un ejemplo representativo de la fauna australiana.

Olly Syd y Millie las mascotas olímpicas de Sydney 2000

Olly Syd y Millie las mascotas olímpicas de Sydney 2000

Atenas 2004

Los nombres de las mascotas olímpicas de Atenas 2004,  son una homenaje a dos dioses del Olimpo: “Phevos” en honor a Apolo, el dios de la luz y la música; mientras que Atenea es la diosa de la sabiduría y protectora de la ciudad de Atenas. Estas dos mascotas simbolizan el vínculo entre la Antigua Grecia y los Juegos Olímpicos de la era moderna.

Phevos y Athena mascotas de Atenas 2004

Foto: COI

Beijing 2008

Beibei, Jingjing, Huanhuan, Yingying y  Nini son los nombres del colectivo de mascotas que presentó Pekín 2008 y que, cuando se pronuncian los cinco nombres seguidos, se forma la oración “”Bienvenido a Beijing” (Bei Jing Huan Ying Nin).

Cada una de estas mascotas representan los cinco elementos naturales y por supuesto los cinco anillos olímpicos, además de que toman forma de los cuatro animales más representativos de China.

Mascotas Olímpicas de Beijing 2008

Foto: COI

Londres 2012

Wenlock es el nombre de la mascota olímpica de Londres 2012, la cual toma su nombre en honor al condado de Much Wenlock, una población de poco más de tres mil habitantes ubicada en el área de Shrophsire en Inglaterra en donde se celebran los tradicionales juegos de Wenlock, los cuáles sirvieron de inspiración a Pierre de Coubertin para crear los Juegos Olímpicos modernos que conocemos hoy en día.

Por su parte Mandeville es la mascota de los Paralímpicos de Londres 2012, y su nombre es en honor al poblado de Stoke Mandeville que es precisamente el lugar donde se crearon los Juegos Paralímpicos.

Wenlock mascota olímpica de Londres 2012

Foto: COI

Rio 2016

Vinicius es una mezcla de la generosa fauna brasileña, una mezcla de diferentes animales combinados con un toque de animación y cierta estética visual que le podría convertir en un personaje de caricaturas o videojuegos.  Su nombre es en honor al aclamado poeta brasileño Vinicius de Moraes y representa la diversidad de la fauna, pero también de las personas y las culturas brasileñas.

Vinicius mascota oficial de Rio 2016

Foto: COI

Tokio 2020

Así llegamos a las mascotas oficiales de Tokio 2020, dos zorros futuristas llamados Miraitowa y Someity.

Miraitowa se basa en las palabras japonesas “mirai”, que significa “futuro”, y “towa”, que significa “eternidad”, y representa el deseo y la intención japonesa de prosperidad cuando decidieron albergar, inicialmente, estos Juegos Olímpicos inspirado en el proverbio japonés  “aprender del pasado y desarrollar nuevas ideas”.

Por su parte Someity,  viene del Someiyoshino, un cerezo muy popular en Japón cuya flor es precisamente del color rosa de esta mascota  y se mezcla con  la expresión en inglés “so mighty”  o muy poderoso.

Ambas mascotas, cuentan con el patrón  Ichimatsu Ai  del emblema de los Juegos de Tokio 2020, un tributo tanto a la tradición respetada como a la innovación moderna de la cultura japonesa.

Miraitowa y Someity las mascotas oficiales de Tokio 2020

Foto: COI

 

Aquí te decimos cómo ver la inauguración en vivo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Top Relacionadas
:)