El PSV cumplió con los deberes en su juego frente al Willem II, al que superó 3-0 y así se mantiene empatado con el Ajax en todo lo alto de la tabla general con un total de 80 unidades y dos jornadas por disputarse.

El equipo rojiblanco volvió a jugar con sus dos mexicanos. Hirving Lozano arrancó el partido como titular, mientras que Erick Gutiérrez ingresó a la cancha para disputar los últimos 12 minutos.

Sin embargo, la mala noticia es la lesión de Lozano, quien no pudo terminar el partido debido a una fuerte entrada por parte de Freek Heerkens a los 79 minutos, sólo unos cuantos segundos después del ingreso de Gutiérrez.

En su intento por robarle el balón al mexicano, Heerkens arrolló al Chucky e hizo una especie de palanca sobre la rodilla derecha del mexicano, quien cayó al césped sumamente adolorido.

 

“Chucky” fue atendido sobre el terreno de juego durante casi cuatro minutos, en los que Gutiérrez se mantuvo a su lado junto con el cuerpo médico del PSV, que tuvo que retirar a Lozano en camilla a los 83 minutos. Hasta el momento no hay un reporte sobre las condiciones en las que se encuentra Lozano.

 

Es la segunda ocasión en la que el exjugador del Pachuca debe abandonar en camilla. La primera ocasión fue en enero, tras sufrir una conmoción cerebral, que lo dejó fuera de actividad un par de semanas.

La buena noticia es que la jornada que sigue fue aplazada, por lo que no habrá juegos en el fin de semana con el fin de ayudar al Ajax en la Champions League, previo al juego de Ida frente al Tottenham, por lo que el mexicano tendría casi dos semanas para su recuperación.

http://instagram.com/sopitasdeportes