En el Manchester City no sorprendió la sanción de la UEFA, que dejará al club fuera de competencias europeas por los dos siguientes años tras violar el Fair Play Financiero entre 2012 y 2016, por lo que de inmediato publicó su postura en la que dejó claro que apelará ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

En el comunicado, el club de la Premier League indicó que esperaba esta sanción desde diciembre de 2018, cuando el investigador jefe de la UEFA anticipó públicamente la sanción a la que sería acreedor el conjunto inglés antes de que comenzarán las investigaciones.

Getty Images

El Club se ha quejado formalmente ante el organismo disciplinario de la UEFA, una queja que fue validada por un fallo de TAS”, indica el comunicado.

“Este es un caso iniciado por la UEFA, procesado por la UEFA y juzgado por la UEFA. Con este proceso ahora terminado, el club buscará un juicio imparcial lo más rápido posible y, por lo tanto, en primera instancia, comenzará los procedimientos ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) lo antes posible”, indica el club en su sitio web.

La sanción de la UEFA impedirá al Manchester City disputar la Champions League y la Europa League de las temporadas 2020-21 y 2021-22. En caso de que los Citizens conquistaran la Champions en esta temporada, entonces no podrá disputar la Supercopa de Europa, la cual marca el inicio de la próxima temporada.

Además de la sanción deportiva, el club tendrá que pagar una multa de 30 millones de euros.

La sanción se debe a que el club exageró “sus ingresos de patrocinio y en la información de equilibrio presentada a la UEFA entre 2012 y 2016”. La UEFA también indicó que el club no colaboró en las investigaciones.