Cuando escuchamos que McLaren piensa a futuro realmente va en serio. La escudería británica aún no presenta el auto con el que correrá en la temporada 2019 de Fórmula 1, aunque ha dado un paso pequeño para el hombre y un gran salto para la humanidad al presentar cómo sería su auto para competir en el Gran Circo ¡en el 2050!

Las tecnologías y las mismas necesidades del planeta, obligarán a la Fórmula 1 a realizar cambios no sólo en sus autos, sino también en los circuitos, por lo que presentó el proyecto llamado Future Grand Prix a través McLaren Applied Technologies.

El departamento de tecnología de la escudería británica, que rechazó el mexicano Sergio Pérez, presentó una visión del 2050 basándose en una investigación extensa con fans, estudiantes con doctorado en tecnología, tendencias tecnológicas, condiciones ambientales, sociales y hasta políticas.

El resultado ha arrojado autos eléctricos para el cuidado del medio ambiente (adiós gasolina) y ante el crecimiento de nuevas economías, nuevos circuitos más amplios y con nuevas disposiciones tecnológicas.

El auto sería más ancho en cuanto a dimensiones, tendría un tren de potencia de 500 kilómetros por hora, batería plegable de alta densidad moldeada al paquete aerodinámico, neumáticos autocurativos y copiloto de Inteligencia Artificial (IA) a bordo.

La presencia de un copiloto de IA no afecta al piloto físico, quien deberá usar un traje especial para las velocidades extremas y su emoción se reflejará en el chasis y tendrá que ingeniárselas en ciertas zonas del circuito, en el que no tendría en apoyo del copiloto de IA.

Si el auto sería más ancho y alcanzaría velocidades más altas, entonces los circuitos también tendrían que ser más amplios y largos, con techos transparentes para que los aficionados tengan una nueva experiencia, además de adaptación climática ante temperaturas extremas.

La propuesta de McLaren también incluye los Esports, por lo que los competidores podrán participar en tiempo real.