Los niños imitan todo lo que ven en la televisión, para mala fortuna de Lionel Messi, quien además de soportar el peso de las derrotas dolorosas ante el Liverpool en las Semifinales de la Champions y frente al Valencia en la Final de la Copa del Rey, también debe soportar a un aficionado provocador.

Este aficionado es nada más ni nada menos que su segundo de tres hijos,  Mateo, quien le recuerda a él y a Thiago, su hermano mayor, los fracasos del Barcelona. En la casa de los Messi, siempre hay futbol y en los duelos entre hermanos, Thiago pide ser el Barcelona, el equipo de papá, pero Mateo sale más listo.

“A Mateo le encanta el futbol y se pone todas las camisetas, por ejemplo, jugábamos en casa y pateábamos y me dice: ‘Yo soy el Liverpool porque le ganó a ustedes, tú eres el Barça y yo soy el Liverpool’. No se da cuenta todavía, entiende poquito y va con el Valencia también: ‘¿Les ganó el Valencia? Entonces yo soy el Valencia’”, compartió el argentino en una entrevista amena con TyC Sports.

 

Thiago es quien más sufre con las provocaciones de su hermano menor, pues siempre le lleva la contraria a tal grado que en los clásicos de España, Mateo se convierte en aficionado del Real Madrid.

“También le canta los goles del Madrid al hermano, por ahí llega a hacer un gol el Madrid, Thiago se calienta y Mateo: ‘¡Goooool del Madrid!’, y lo mira el hermano. No sé de dónde lo saca, pero hace calentar al hermano, se hace hincha del Madrid”, dijo Messi, quien ha encontrado en sus hijos el mejor de los consuelos ante los momentos más complicados.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡CAMPEONES DE LIGA! 🔴🏆🔵 ¡¡¡VAMOSSSSS!!!

Una publicación compartida por Leo Messi (@leomessi) el

http://instagram.com/sopitasdeportes