Monterrey se convirtió en el tercer invitado a las Semifinales después de congelar a Santos en el Corona 1-1 (6-3 en el global) y con ello ya han sido eliminados tres de los primeros cuatro lugares de la tabla general y en caso de que Tigres elimine al América, habrá clásico regio en Semifinales.

Los laguneros dieron el peor partido de la temporada en la Ida de los Cuartos de Final y Monterrey se impuso 5-2, por lo que se podía dar el lujo de perder en Torreón hasta por dos goles. En tanto, Santos necesitaba marcar tres tantos y no recibir ninguno, pues los obligaría a ir por otro más.

Los regios apostaron por el orden defensivo y así tapó varias puertas para los locales, a pesar del ímpetu de éstos, de modo que Marcelo Barovero no tuvo necesidad de ensuciar el uniforme.

Tampoco tuvo nada qué hacer el arquero argentino a los 19 minutos con el golazo de Brian Lozano, quien recibió por el costado izquierdo, se fabricó el espacio para recortar hacia el centro y sacó un potente disparo que reventó en las redes de los regios.

Para ese momento, Santos necesitaba un par de goles más, pero Monterrey fue paciente y aunque los laguneros mantuvieron el acoso, no lo hizo con peligro serio gracias al orden táctico del visitante, que incluso tuvo un par de peligro.

Fue en el segundo tiempo cuando los regios encontraron la suya en una descolgada que desembocó por la izquierda con Jesús Gallardo, quien le sirvió con lujo de ventaja a Vicent Janssen, quien sólo tuvo que empujar el balón al fondo del arco. En un principio la jugada fue anulada por fuera de lugar, sin embargo tras varios minutos de análisis en el VAR se confirmó el tanto que ahora obligaba a los laguneros a buscar otros tres.