Chivas se encontró ante un rival de mayor jerarquía respecto a Juárez, el rival de la primera jornada, y aunque volvió a dejar cosas interesantes sobre la cancha, terminó por empatar 0-0, un resultado que es positivo tomando en cuenta las ocasiones que perdonó el equipo hidalguense en el segundo tiempo.

El resultado es positivo para la zaga rojiblanca, sobre todo para Toño Rodríguez, quien puede presumir de 180 minutos sin goles en contra.

El duelo quedó marcado por el caso de Víctor Guzmán, quien pasó de Pachuca a Chivas, aunque no pudo jugar con el Rebaño tras dar positivo en un control antidoping, por lo que volvió al club hidalguense inhabilitado.

Chivas arrancó fuerte con un par de jugadas que bien pudieron terminar en el fondo del arco, primero con una jugada de lujo en el área por parte de José Juan Macías y después por un error en la salida del portero Alfonso Blanco, sin embargo, en ambos casos el balón se fue muy arriba y desviado.

El conjunto tapatío lució bien en los primeros 45 minutos, con buen futbol y dinamismo, aunque da la impresión que el tren no alcanza al Rebaño para mantenerse así todo un partido, pues Pachuca niveló al final del primer lapso y después fue dominador en el arranque del segundo tiempo.

Si los hidalguenses no se adelantaron fue por Toño Rodríguez, quien como pudo sacó con el pie una jugada de contragolpe fabricado entre Rubens Sambueza y Romario Ibarra.

 

Franco Jara tuvo otra muy clara en el área en los últimos 15 minutos, sin embargo, el delantero del Pachuca vació su potente disparo apenas por un costado de la portería.