En cuanto el “Chapo” Montes se dio cuenta de la fractura de Eugenio Pizzuto y pidió que se detuviera el partido, el doctor del Pachuca, Fernando Márquez ingresó a la cancha corriendo para tratar al jugador de 17 años.

Oficialmente, Pizzuto sufrió una luxación de tobillo y fractura de peroné, por lo cual será operado en las próximas horas en San Luis, de donde son originarios los padres del futbolista y quienes son responsables de él, al ser menor de edad.

“El jugador va a ser operado en la ciudad de San Luis, por situación de los papás, además es un jugador menor de edad. Yo me encuentro en contacto con el cirujano que lo va a realizar el procedimiento”, declaró Márquez, quien estima un periodo de recuperación de cuatro meses, aproximadamente.

El jefe de los servicios médicos del Pachuca fue quien atendió al futbolista sobre la cancha, en la cual devolvió el tobillo a su lugar antes de colocarlo en la camilla.

“Cuando entro a la cancha con el jugador, el tobillo estaba deforme, y lo que se realizó fue una tracción, se redujo la luxación, se inmovilizó, se trasladó al hospital y se tomaron estudios Rayos X”, indicó.

Compartió que en el hospital se le dieron medicamentos para reducir el dolor y fue donde le explicaron el procedimiento a seguir, además de que vio el video de su lesión.

“Tomó la situación de la mejor manera, estuvo platicando, riéndose y viendo fotos y videos de la lesión. No podía creer lo que le había pasado”, dijo.

 

Después de la cirugía, Pizzuto guardará algunos días de reposo y después comenzará con la primera etapa de rehabilitación, la cual la realizará en San Luis antes de volver a Pachuca para continuar con la rehabilitación y fortalecimiento.