Después de que el partido entre Dorados y Atlante fuera suspendido por la jornada de violencia en Culiacán, la actividad de la Liga MX arrancó un día después, con el partido entre Potros de la UAEM y Cafetaleros de Chiapas.

El partido quedó marcado por la pausa de 30 segundos que hicieron los dos equipos como forma de protesta y unión con los jugadores de Veracruz, ante los adeudos a los jugadores del primer equipo, el Sub 20, Sub 17 y el femenil.

Una vez que el silbante indicó el arranque del partido, los jugadores de Potros retrasaron el balón hasta la portería donde el esférico quedó sin movimiento a lo largo de 30 segundos. Asimismo, los dos equipos se tomaron juntos la fotografía.

 

El jueves, los jugadores del Veracruz dieron inicio a una campaña en redes sociales que ha sido denominada #HoyPorMiMañanaPorTi.

 

En el primer partido de la jornada de la Primera División, entre Puebla y Atlas, los equipos repitieron el formato de la fotografía, sin embargo arrancaron el partido sin problema.

La Federación Mexicana de Futbol aseguró que cuenta con un fondo de 18 millones de pesos para apoyar a los jugadores de Veracruz a quienes no les han pagado y comenzará a repartir dicho dinero entre aquellos jugadores que presenten controversias y puedan comprobar la ausencia de salario.