Desde hace tres meses, el delantero mexicano Raúl Jiménez ha jugado con una fisura en la muñeca izquierda, razón por la cual el atacante luce desde entonces un vendaje especial en la articulación y pese a ello reportó con la Selección Mexicana para disputar la Copa Oro.

De acuerdo con información de ESPN, Jiménez sufrió la lesión el pasado 16 de marzo, justo en la fecha en la que marcó uno de los dos goles con los que el Wolverhampton eliminó 2-1 al Manchester United de la FA Cup.

Getty Images

La fisura no le impidió cerrar el torneo con su club y tampoco presentarse a la convocatoria de la Selección Mexicana, caso que contrasta con el de Jesús “Tecatito” Corona, quien se ausentó en la primera convocatoria del Tri en la era de Gerardo Martino por una polémica lesión, de la cual se recuperó después de la Fecha FIFA a tal punto que pudo disputar los 90 minutos con el Porto.

Esta situación aun molesta a los altos mandos de la Federación Mexicana de Futbol, específicamente al presidente Yon de Luisa, quien cuestionó el contexto y el sentido común en el que se dio la polémica lesión.

“¿Cómo le voy a explicar al resto del grupo y a la afición que juegas en un partido antes de la fecha FIFA 90 minutos, después de estar otros 90 minutos y justo para esto (la convocatoria) estás lesionado? Cuando tenemos un problema de sentido común, está complicado”, declaró el directivo.

Getty Images

De Luisa manifestó apoyo al “Tata” para dejar fuera de futuras convocatorias a jugadores que se han negado a jugar con el Tri, lo que le abriría las puertas a elementos como Uriel Antuna, quien en su debut oficial con México marcó tres tantos ante la endeble Cuba.

http://instagram.com/sopitasdeportes