El partido entre el Atlético de San Luis y Querétaro tuvo que suspenderse a siente minutos del final, luego de que aficionados de los dos equipos protagonizaran una batalla en las tribunas.

Ante esta situación, decenas de seguidores fueron evacuados de las tribunas hacia el terreno de juego.

Se jugaba el minuto 83 cuando aficionados que se encontraban detrás de la portería que defendía San Luis comenzaron una batalla, en la que, de acuerdo con los primeros reportes, se utilizó concreto que fue arrancado de las tribunas, además se lanzaron botes de basura, palos y botellas. Para ese momento, el partido lo ganaba Querétaro 2-0.

No es la primera vez

Atlético de San Luis y Querétaro han protagonizado una rivalidad en el bajío que ha desatado violencia en otras ocasiones, incluso dentro de la cancha. Antes de que el equipo potosino se familiarizara con el Atlético de Madrid, disputaron un partido en el Corregidora. Ambos equipos formaban parte de la hoy llamada Liga de Ascenso en 2004, cuando el partido terminó con un saldo de 11 expulsados.

En esta ocasión la violencia se hizo presente de nueva cuenta, ahora en la Primera División. Pese a que los seguidores trataron de ser controlados por elementos de seguridad, éstos se vieron rebasados, por lo que se decidió abrir los accesos hacia la cancha, donde decenas de familias se resguardaron, ante la mirada de los futbolistas que aún seguían en el terreno de juego.

A la espera de un reporte oficial por parte de la Liga MX,  el Estadio Alfonso Lastras podría ser vetado por lo que resta del torneo regular, además de que ambos equipos recibirían una multa económica.