Los Golden State Warriors se encuentran en severos problemas, pues las peores noticias respecto al estado de Steph Curry se han confirmado. El base de los Warriors sufrió una fractura en la mano izquierda, por lo que ya fue intervenido en el quirófano y estará fuera lo que resta del año y parte del siguiente.

Los pronósticos médicos apuntan a que Curry pase tres meses fuera de las duelas, esto significa que volvería a inicios del mes de febrero, siempre y cuando no haya imprevistos en su recuperación, ya que una vez cumplido el periodo de los tres meses será sometido a una nueva revisión.

Getty Images

Estas son malas noticias para los Warriors después un mal arranque en la temporada, en la que sólo registran un triunfo en cuatro juegos (este viernes enfrenta a San Antonio) y desde ahora ya se antoja complicado que los subcampeones de la NBA se instalen en playoffs.

“El seis veces llamado al Juego de Estrellas y dos veces nombrado el Jugador Más Valioso de la NBA espera que su recuperación sea en tres meses”, compartió la franquicia de la bahía en un comunicado.

A los Warriors habrá que verlos de nueva cuenta hasta el mes de febrero, cuando además del regreso de Curry, se espera la vuelta a las duelas de Klay Thompson, aunque para ese momento la temporada ya podría estar perdida.

Curry se lesionó en el partido contra los Suns, durante el tercer cuarto, cuando le cayó sobre el brazo izquierdo Aron Baynes, lo que provocó el efecto de palanca y terminó por mandar a la estrella de los Warriors al quirófano al arranque de la temporada en la que Golden State estrena arena.