Hace unas semanas los directivos del Slavia Praga se reían en la ceremonia donde se determinaron los grupos de la Champions League ya que sabían los rivales ‘de peso’ que iban a tener y que posiblemente ellos serían ‘el pan’ del sector F. Ahora tras un gran encuentro, aguantar todos los ataques y marcar un gol histórico, hicieron lo que parecía imposible: ‘frenaron’ al Inter de Milán en Italia dando una buena exhibición y rescatando un punto.

El resultado quizá sea engañoso ya que la realidad es que el partido no fue parejo ni apretado. Slavia Praga aguantó casi 60 minutos los ataques del Inter de Milán que podríamos decir que se cansaron de fallar.

El histórico gol con el que Slavia Praga venció al Inter en Italia

Getty Images

Jugadas de Romelu Lukaku, Lautaro Martínez, Sensi, Asamoah entre algunos otros, pusieron en gran peligro al Slavia Praga, siendo así que uno creía que este partido era cuestión de tiempo para que la escuadra italiana lo ganara cómodamente pero una jugada de peligro en su contra y todo se les vino abajo.

Al minuto 63′ del encuentro el Slavia Praga atacaba por la banda derecha donde la defensa intentó frenar la jugada pero no tuvieron éxito. Hubo un pase retrasado donde remataron a puerta pero Handanovic alcanzó a salvar al Inter cerca de la línea; Peter Olayinka estuvo atento a la jugada y con un contra remate, puso el esférico en las redes, marcando el 0-1.

El árbitro tenía dudas de la posición de Peter Olayinka, ya que parecía estar adelantado pero como se puede ver en el gol, el jugador del Inter que se quedó en el pasto lo habilita, por lo que luego de unos momentos lo validó.

Este gol fue histórico debido a que es la primera vez que el Slavia Praga marca en el Giuseppe Meazza, estadio donde se están estrenando. Han jugado contra algunos otros clubes italianos como el Bologna, Fiorentina, Genova, Palermo, Roma y Udinese, consiguiendo victoria sólo ante los últimos tres.

El histórico gol con el que Slavia Praga venció al Inter en Italia

Getty Images

Creíamos que el Slavia Praga ya tenía en resultado en la bolsa pero el árbitro decidió reponer 8 minutos más, por lo que al 90+2 tuvieron un tiro libre muy cerca del área del rival. Cobraron, pegó en el palo, hubo un contra remate de Sensi y aunque el balón iba ‘lento y votando’, se incrustó en las redes y puso el 1-1.

Muy pocas personas creían en el Slavia Praga antes de comenzar este partido, pero una vez más ha quedado claro que en el futbol no hay anda escrito y que ‘equipos chicos’ como este siempre nos dan sorpresas. La Champions League siempre nos regala hechos como este.