Gossip Girl con carruajes: ¿Debes ver la nueva serie 'Bridgerton'? Entretenimiento
'Bridgerton' es la nueva serie de época de Netflix. / Netflix

Gossip Girl con carruajes: ¿Debes ver la nueva serie ‘Bridgerton’?

Aquí les decimos si vale la pena ver 'Bridgerton', la nueva serie de época de Netflix que se estremó hace unos días y es tendencia.

Aquí en sopitas.com tenemos una sección (bastante popular entre los lectores, por cierto), que se llama “Fíjate, Paty”. Aquí tomamos excepciones y revelamos los estatus de relaciones entre celebridades, músicos y famosos… no necesita mucha explicación, pues con el título se revela de qué va.

En pocas palabras, y para que nos entendamos, es un espacio al estilo de un tabloide donde se anuncia lo que todos quieren saber pero pocos dicen en público: chismecito.


Una vez dicho esto, y considerando que no estamos aquí para juzgarnos sino crear comunidad, hemos de decirle que este fin de semana nos sentamos a ver una serie que anda en tendencia en México dentro del catálogo de Netflix y trata sobre chismes de la alta sociedad en la Inglaterra de hace unos siglos.

Su título es Bridgerton, se estrenó hace poco, es de la creadora Shonda Rhimes (conocida por la serie de Grey’s Anatomy) y tenemos que decir algunas cosas al respecto.

Phoebe Dynevor interpreta a Daphne Bridgerton en ‘Bridgerton’, el nuevo drama de época de Netflix. / Foto: Netflix vía Vulture

Bridgerton

Primero, decidimos darle una oportunidad a Bridgerton porque muchos de ustedes, queridos lectores, manifestaron su dolor al saber que Gosspir Girl se va a ir de esta plataforma al cierre de este 2020. Y han de saber que Bridgerton es una versión se época de lo que sucede con Serena, Blair y toda la bola de niños y niñas ricos de Nueva York.

Bridgerton está ambientada en la segunda década del siglo XIX en Londres, Inglaterra. Está basada en la serie de novelas de Julia Quinn que nos presentan a Daphne Bridgerton, una joven muy hermosa, inocente y de la muy alta sociedad inglesa que está en la edad perfecta para conseguir esposo.

La educaron para eso: encontrar un esposo con el que pueda formar una familia, y eso significa darle un heredero a un vizconde, conde, duque, príncipe o cualquier sujeto que tenga dinero, poder, influencias. S

iendo tan hermosa, parece tarea fácil, pero Daphne creció en una casa con unos padres enamorados, por lo que espera que su matrimonio sea igual: lleno de amor por la idea de “casarse con tu mejor amigo”. Grave error. No hay nada de romántico en un matrimonio a conveniencia. Pero ese no es el punto.

Daphne Bridgerton con el personaje de un príncipe de Prusia. / Foto: Netflix

Romance imposible

Desde luego, hay otros personajes como la familia Bridgerton, conformada por la madre viuda y varios hermanos y hermanas que depositan todas sus esperanzas en Daphne y su futuro matrimonio.

Hay varias familias ricas que ven con envidia a la joven, otras que deciden ignorarla, otras que son aliadas y otras que no sabemos por qué están ahí. Sin embargo, el otro protagonista de la historia es un duque llamado Simon que sí, es guapo, alto, fuerte, educado pero… no quiere casarse ni tener herederos (daddy issues).

¿Lo malo? Daphne se enamora de él y él de ella, pero su promesa de morir con el apellido es más fuerte que el amor. Aquí es donde se desarrolla el centro de la historia. Un ir y venir entre Daphne y Simon y todos los metiches que quieren intervenir en su relación.

Regé-Jean Page como Simon y Phoebe Dynevor como Daphne en ‘Bridgerton’. / Foto: Netflix

Gossip Girl: Dan vs. Lady Whistledown

¿Qué tiene de Gossip Girl esto? En medio de tés, vestidos vaporosos, bailes, reverencias y una reina libertina, hay una llamada Lady Whistledown que revela en una publicación todos los chismes de esta alta sociedad. Traiciones, bastardos, infidelidades, embarazos no deseados y fuera del matrimonio, escándalos financieros, engaños, nuevos amoríos, aventuras.

Todo lo que necesitas saber de la gente que aparenta estar bien, lo revela la dichosa Lady Whistledown, y todo lo que dice se convierte en verdad absoluta. ¿Quién es? Desde luego nadie conoce su identidad, pero muchos apuestan por una anciana que tenga mucho tiempo libre para andar indagando y escribiendo con devoción una columna de chismes.

Regé-Jean Page como Simon y Phoebe Dynevor como Daphne en ‘Bridgerton’. / Foto: Netflix

Perdón, pero eso de la figura desconocida que cuenta chismes le pertenece a Dan Humphrey, sólo que él lo hace a través de un blog (nos gusta pensar algo similar a la infame “La Jaula”).

En Gossip Girl, la narradora es Kristen Bell mientras en Bridgerton es la grandiosa Julie Andrews. La novela de Bridgerton tarda mucho en revelar la identidad de Lady Whistledown; sin embargo en la serie se revela al final de esta primera temporada, por lo que representa una ventaja no esperar un sinfín de temporadas para saber quién dirige este romance.

¿Orgullo y prejuicio sin el señor Darcy?

Ahora bien. La serie tiene ocho episodios de una hora cada uno y para ser sinceros, no es nada que no hayamos visto pero con toques interesantes y novedosos. Si leyeron a Jane Austen, han de saber que Bridgerton tiene algo de Orgullo y prejuicio, y nos atrevemos a decir, incluso, que más apegado a la narrativa de la cinta de Joe Wright con Keira Knightley como Elizabeth Bennet y Matthew Macfayden como el señor Darcy.

Todo ocurre de manera similar y con personajes que también son similares en algunos sentidos. Elizabeth Bennet, por ejemplo, es una mujer que alimenta su mente a través de la literatura, es astuta, saber conversar, tiene sentido del humor, es la realista de la familia y entiende lo que ocurre, pero se resiste a seguir la corriente.

Nicola Coughlan como Penelope Featherington y Claudia Jessie como Eloise. / Foto: COURTESY OF NETFLIX/NETFLIX © 2020

En Bridgerton está Eloise, hermana de Daphne que alimenta su mente con libros, tiene sentido del humor, es la realista de la familia, sólo que quisiera no casarse para tener las mismas libertades que sus hermanos.

Todo en Bridgerton gira alrededor de Daphne y cuándo el duque Simon va a decidir pedirle matrimonio. Por lo que todo fluye para que no puedan estar juntos y mantenernos detrás de su historia de amor.

Miembros de la familia Featherington en ‘Bridgerton’. / Foto: Netflix

Eso no es bueno, y más porque, como mencionamos, los episodios duran una hora y ocurren demasiadas cosas que se solucionan pronto alrededor de muchos personajes que salen sobrando. La historia puede llegar a ser cansada porque ya conocemos algunos de sus elementos.

Algunos le han apostado a que también tiene algo de Downton Abbey… 

¿Lo muy bueno de Bridgerton?

Del otro lado, el vestuario es fabuloso, el diseño de producción no se queda atrás y algunas actuaciones son especiales. Destacamos la participación de Nicola Coughlan (Derry Girls) como Penelope Featherington, una joven obesa que está a punto de debutar, pero que prefiere mantener un perfil bajo y observar todo lo que ocurre a su alrededor.

También está la presencia de Ruby Barker como Marina Thompson, una joven negra que llega del campo a la gran ciudad para encontrar esposo.

Otra cosa que nos gusta de Bridgerton, es que juega con elementos que pocas veces se ven en producciones de época. Y con eso nos referimos a un elenco diverso que arranca con Regé-Jean Page, un actor británico de ascendencia zimbabuense que toma el rol de duque y uno de los hombres más codiciado de la época. También está Adjoa Andoh como Lady Danbury o Golda Rosheuvel como la reina Charlotte. Sí, una mujer negra es la reina de Inglaterra.

Adjoa Andoh como Lady Danbury en ‘Bridgeton’. / Foto: Netflix

Una reina negra

Este es el elemento más importante de Bridgerton. En la historia de La Corona británica, Charlotte of Mecklenburg-Strelitz fue la reina de Inglaterra de 1761 a 1818 por su matrimonio con el rey Jorge III. Algunos especialistas afirman que la familia de la reina, de sangre alemana, tenía ascendencia negra como parte del árbol de Margarita de Castro y Sousa de la casa real de Portugal, con la cual hay descendientes de africanos.

El rey Alfonso III de Portugal, tuvo una amante negra de la que viene toda la línea que llegó a Charlotte. Algunas pinturas del rey Jorge y Charlotte, han sido analizados y describen a la reina como una mujer con rasgos mulatos.

En Bridgerton, los creadores retomaron esto como una forma de darle espacio a personas negras dentro de la realeza o la alta sociedad de Inglaterra, lo cual es maravilloso porque se traduce a un elenco diverso e historias de inclusión que no suelen estar presentes en dramas de época.

Golda Rosheuvel como la reina Charlotte en ‘Bridgerton’. / Foto: LIAM DANIEL/NETFLIX © 2020

¿Veredicto sobre Bridgerton?

¿Debes ver Bridgerton o lo puedes dejar pasar? La serie va a tener su segunda temporada, por lo que la conversación va a seguir por un tiempo más. Así que nosotros te diremos que sí, la veas. Pero también tenemos otras recomendación, y es que veas los primeros tres episodios donde te decides si seguir o no. 

Si te atrapa el romance porque eres un o una romántica sin remedio, entonces sigue. Es divertida y tiene elementos que no se suelen ver en dramas de época. Da gusto.

-Si después del tercer episodio lo único que interesa es saber quién diablos es Lady Whistledown, haz una búsqueda en Google. Te vas a sorprender y quizá te quedes viendo la serie para descubrir cómo es que se revela la identidad.

-Si después del tercer episodio sientes que todo es lo mismo, entonces no pierdas tu tiempo. Busca Gossip Girl y ve lo más que puedas, pues deja Netflix Latinoamérica el 31 de diciembre

-Si después del tercer episodio no dejas de pensar en el “I love, I love, I love you” de Darcy, entonces busca Orgullo y prejuicio, está disponible en esta misma plataforma.

Top Relacionadas
:)