Still de 'Selva trágica'. / Foto: Cortesía

“La naturaleza siempre sale ganando”: Entrevista con Yulene Olaizola por ‘Selva trágica’

Fitzcarraldo de 1982 es una de las películas más grandiosas de todos los tiempos. No sólo lo decimos por su historia, el trabajo de Klaus Kinski como el protagonista y la dirección de Werner Herzog, sino también por su producción, la cual fue realizada en medio de la selva peruana con un crew enorme, miles de extras y un enorme barco.

Herzog quiso apegarse lo más posible al guion, en el cual se leía que la obstinación de Fitzcarraldo por construir una ópera en medio de la selva, lo obligaba a meter un barco en medio de la selva…y así lo hizo. Este tipo de películas, filmadas y desarrolladas en la selva, siempre se imponen ante la historia mostrando la inmensidad de la naturaleza y lo diminuto que puede ser el ser humano.

‘Fitzcarraldo’ de Werner Herzog en 1980.

Y aquí es donde entra una nueva película mexicana titulada Selva trágica de Yulene Olaizola, la cual competirá en nombre de México en el Festival de Venecia, el Festival de Cine de Nueva York y el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Por eso platicamos con Yulene en #SopitasXAireLibre para que nos contara todos los detalles de uno de los filmes más emocionantes de este 2020.

‘Selva trágica’ o la intimidad del ser humano

Selva trágica, ambientada en 1920, sigue a un grupo de mexicanos que trabajan el chicle o goma de mascar, una de las actividades más importantes de la época. Los trabajadores o “chicleros” debían adentrarse en la selva maya durante un periodo de ocho meses, aproximadamente, para escalar árboles de chicozapote de hasta 40 metros de altura.

Estos hombres se encuentran, en medio de la nada, con Agnes, una joven beliceña que los pone en conflicto, les hace dudar, los enfrenta entre ellos, y de paso, su presencia parece despertar a Xtabay, antigua leyenda maya de la selva. De este modo, la selva misma se convierte en un personaje que no sólo interactúa con los trabajadores a partir de sus animales y vegetación, sino con una especie de fuerza mitológica…

Selva trágica explora y hace un análisis desde la ficción de la respuesta de la naturaleza. La selva absorbe, es enorme: en su inmensidad se come al ser humano, el cual es finito. La idea de Yulene en esta cinta es intentar descifrar qué sucede en un ambiente hostil, pero natural. Lo que sucede entre humanos que se adentrar a la nada desconocida. Su intimidad.

Póster de 'Selva trágica' para la Muestra de Venecia 2020.

Póster de ‘Selva trágica’ para la Muestra de Venecia 2020. / Foto: Cortesía

Una nueva frontera

La frontera de Estados Unidos con México es una de las más populares y caóticas del mundo. Pero en Selva trágica, se presenta la frontera sur, una pequeña división que no ha sido tan explorada en el cine, pero que también tiene su caos, su controversia, su hostilidad…

Indira Rubie Adrewin es una nueva actriz de Belice, y esta es su primera película. Yulene nos platica que hay pocos diálogos de su parte, pero su presencia es determinante para lo que sucede a lo largo de esta cinta. Junto a ella aparece un joven que tampoco es actor, Mariano Tun Xool , y que debuta en Selva trágica.

Indira Rubie Adrewin, protagonista de ‘Selva trágica’. / Foto: Cortesía

También se escuchan los nombres de Gilberto Barraza, Lázaro Gabino Rodríguez y Eligio Meléndez, una mayoría masculina frente al personaje más fuerte y determinante de todos, el de Agnes. La directora comenta que eran pocas mujeres en el crew de la producción: Yulene, Indira, la cinefotógrafa Sofía Oggioni y unas cuantas más.

Ellas entre decenas de hombres, un equipo de casi 50 personas, todos dentro de la selva corriendo peligros similares a los de un chiclero hace 100 años, exactamente. Entre todos estaba Rubén Imaz, esposo de Yulene, coguionista y productor de Selva trágica.

‘Selva trágica’ en representación de México

En 2008, Yulene Olaizola se presentó al mundo con el documental Intimidades de Shakespeare y Victor Hugo, el cual hacia un repaso por la casa de huéspedes de su abuela. Aquí se alojó Jorge Riosse, un sujeto guapo, inteligente, culto y artístico, que durante tres años asesino a más de una decena de mujeres.

Intimidades de Shakespeare y Victor Hugo se presentó en el FICM de aquel año, repitiendo fórmula con Paraísos artificiales de 2011 y Fogo en 2012. Ojalá este 2020, Yulene y Selva trágica lleguen al FICM en competencia, pues este festival siempre ha servido como una puerta para la distribución de la cinta en salas en todo el país.

Yulene Olaizola, directora de ‘Selva trágica’. / Foto: Cortesía

En todo caso, Selva trágica se va a Venecia a competir en la sección Horizonte (Orizzonti), la segunda categoría más importante del festival. La Mostra se llevará a cabo de 2 al 12 septiembre, y Yulene estará acompañada de Michel Franco, quien lleva Nuevo orden, su largometraje de ficción que compite en la selección principal.

Selva trágica también tendrá su participación en la Sección Principal del Festival de Cine de Nueva York, el cual comienza el próximo 17 de septiembre y termina el 11 de octubre.

Recientemente se anunció la participación de Selva trágica en el Festival de Cine de San Sebastián, el cual se celebra en España y correrá este 2020 del 18 al 26 de septiembre. Acá se presentará en la sección Horizontes Latinos donde se encuentran las propuestas fílmicas más recientes de directores y directoras latinoamericanas. 

Nota: En FilminLatino está disponible de manera gratuita Intimidades de Shakespeare y Victor Hugo. Y por una renta de entre 30 y 50 pesos, se puede ver Paraísos artificiales y Epitafio.

Chequen acá la entrevista completa que tuvimos en #SopitasXAireLibre con Yulene Olaizola, directora de Selva trágica, sobre este filme: