En diciembre del año pasado, Netflix sorprendió a casi todo el mundo con el estreno de la película Black Mirror: Bandersnatch, pues fue la primera cinta interactiva que le permitió a los usuarios tener la oportunidad de escoger el destino del protagonista con varias opciones que, a la larga, afectaban su destino. Es más, hasta el cereal que el personaje principal desayunaba era suficiente para que su historia fuera diferente.

Durante ese mes, internet se llenó de memes y referencias de Bandersnatch, y aunque muchos bromeaban con que la película interactiva era una cortina de humo para que la plataforma de streaming conociera un poco más de nuestros gustos y con base en eso nos hiciera recomendaciones, al parecer no era tan descabellada la idea, pues Netflix sí lo hizo. WTF?!

Al menos eso fue lo que descubrió Michael Veale, un investigador de tecnología y protección de datos de la University College de Londres, que decidió estudiar si realmente la plataforma podría haber realizado eso o bien, si las “bromas” de los usuarios se hacían sin ningún fundamento. Para ello, solicitó información sobre la recopilación de datos por parte de las empresas, algo que pudo hacer gracias al Reglamento de protección de datos general (GDPR) de Europa.

Así, Veale pudo preguntar a los responsables de Netflix cuál fue el uso que le habían dado a los datos recabados en la interacción con Black Mirror: Bandersnatch, y la empresa respondió que las decisiones que los espectadores hicieron fueron utilizadas para realizar futuras recomendaciones personalizadas al usuario, y de esa manera tuviera títulos atractivos para ellos la siguiente vez que visitaran la plataforma.

Si eso no fuera suficiente, la investigación de Michael Veale ha dado a conocer  que los usuarios pueden solicitar a Netflix un documento con todas las decisiones que hicieron en Black Mirror: Bandersnatch, el cual llegará a su correo electrónico en formato PDF y una clave de datos por parte de la empresa. A través de su cuenta de Twitter, Vale hizo un hilo para contar cómo es que fue que pidió la información a Netflix y también, mostró cómo luce dicho documento.