Justo hoy se cumple un mes del estreno de la tercera temporada de la exitosa serie de Netflix y los hermanos Duffer, así que a estas alturas ya no te puedes quejar de los spoilers pues tuviste bastante tiempo para poder verla. Y si fuiste (como muchos de nosotros) de los que se quedó con ganas de ver algo entre Robin y Steve, te tenemos una noticia.

Pues resulta ser que Maya Hawke, la actriz encargada de dar vida a la chica que se robó nuestros corazones en esta tercera temporada (Robin) declaró en una reciente entrevista para Wall Street Journal que su relación con Steve iba a ser completamente diferente.

“Conforme avanzaba el rodaje empezamos a sentir que Robin y Steve no debían liarse, y que más bien ella era gay” reveló la actriz de 21 años. Así que nuestras sospechas no eran erróneas amigos, Robin y Steve sí iban a terminar juntos en un principio.

Pues en una entrevista pasada que tuvo para Variety también reveló que la decisión sobre la sexualidad de su personaje fue tomada hasta el cuarto o quinto capítulo.

“Los hermanos Duffer, Shawn Levy y yo tuvimos muchas conversaciones durante el rodaje y no fue hasta que rodamos los episodios cuatro y cinco, creo, cuando tomamos la decisión final. Fue una conversación muy colaborativa y estoy muy, muy contenta con la forma en que pasó”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

One summer can change everything.

Una publicación compartida por Maya Ray (@maya_hawke) el

Y es que aunque aunque nos hubiera gustado la idea de que Robin y Steve terminaran juntos pues la química que había entre ambos era simplemente genial, la inclusión de un personaje de la comunidad LGBT puede ayudar a los espectadores a entender y respetar más. 

“Si espero algo con esto es que tal vez algunas personas amen tanto a Robin que les haya ayudado a amar también a las niñas que aman a las niñas y los niños que aman a los niños”.

Tú qué piensas ¿Querías que Robin y Steve fueran la pareja más cool de todas o la decisión que tomaron fue la correcta?