La tarde del 20 de agosto de 2019, Sony Pictures y Marvel en conjunto con Disney, no llegaron a un acuerdo. Después de meses de negociaciones entre Tom Rothman, director de Sony, y Kevin Feige, presidente de Marvel Studios, no lograron llegar a un acuerdo de cómo se podría dividir el pastel en cuanto a las ganancias que produce la franquicia de Spider-Man protagonizada por Tom Holland. 

Spider-Man: Far From Home se convirtió de manera oficial en la película más taquillera en la historia de Sony Pictures. El lunes 19 de agosto, Sony anunció que esta película ha recaudado más de mil millones de dólares (todavía no termina), superando a Skyfall de James Bond. ¿Acto seguido? Disney pidió que se aumentaran sus ganancias. Hasta la fecha, Marvel recibía 5 por ciento del famoso first-dollar gross de Spider-Man, una parte de la taquilla del primer día de estreno, y algunas ganancias por productos relacionados.

Del otro lado, muy probablemente, Sony consideró que podría prescindir de la casa de Marvel para la producción, y en este paquete se va Feige como productor. Marvel coprodujo las dos cintas de Spider-Man con Holland, la de Homecoming y Far From Home, y con esto también permitió la entrada del superhéroe a la franquicia más grande de todos los tiempos, el universo cinematográfico de Marvel. 

Todo esto se traduce en una sola cosa: Spider-Man, el querido Peter Parker, ya no formará parte del MCU… al menos si no se llega a un acuerdo, y como se pintan las cosas, lo más probable es que no sea así. Spider-Man ya formaba parte importante del MCU. Su historia comenzó en 2016 con su pequeña aparición en Captain America: Civil War, lo que dio paso a Homecoming, su presencia en Avengers: Infinity War y Far From Home, la cual cerró la saga del Infinito. 

En un comunicado de The Hollywood Reporter, Sony respondió ante la situación de su personaje más popular. “Estamos decepcionados de que Disney decidiera no seguir con él (Feige) como productor de nuestra próxima película live action de Spider-Man… Esperamos esto pueda cambiar en el futuro, pero entendemos que las muchas responsabilidades que Disney le ha dado -incluidas todas las nuevas propiedades de Marvel- no le permiten seguir”. 

Spider-Man forma parte de Sony desde 1999, cuando Marvel apenas estaba superando una crisis financiera que los llevó a la bancarrota. Para 2008, casi 10 años después, comenzó el MCU como lo conocemos ahora con Iron Man de Jon Favreau, y el éxito de esta película y las que siguieron, permitieron llegar a Sony y Marvel con Disney a un acuerdo sin precedentes. Spider-Man podría aparecer en el MCU y Feige sería productor de las cintas en solitario (en las que también aparecieron algunos personajes de Marvel como Iron Man). Sony también es dueño de otros personajes del universo de Spider-Man como Venom, quien tuvo una película en solitario a finales de 2018 con Tom Hardy. 

El caso de Spider-Man con Sony es muy similar al que se ha vivido en años anteriores con la saga de los X-Men y Fox. Antes de la compra de Disney de 21th Century Fox, en la que entra 20th Century Fox como casa productora, la posible entrada de los mutantes al MCU parecía imposible. Lo mismo con los Fantastic Four, quienes pertenecen también a Fox. 

Estábamos cada vez más cerca de ver, en verdad, a todo el universo de Marvel dentro de la misma franquicia, pero ahora parece que los planes se desechan. La salida de Holland podría afectar mucho la empatía de los fanáticos hacia el MCU. Este año, con Endgame, terminó la historia de Robert Downey Jr. como Iron Man y Chris Evans como Capitán América, dos de los personajes más queridos que, de alguna manera, habían hecho conexión con Spider-Man y le habían otorgado un lugar importante en la franquicia. 

Por supuesto, las reacciones de los fans no se han hecho esperar, y la ola de comentarios se soltó en redes sociales alrededor del mundo. Acá les dejamos algunas: