Estamos viviendo un cambio de 180 grados dentro de las industrias a un nivel profesional. En el mundo del entretenimiento, sobretodo en el cine y la televisión, las cosas se han disparado en cuanto a diversos temas como la denuncia ante agresiones de tipo sexual y/o abuso de poder, así como la igualdad de género. Este último ha dado mucho de qué hablar desde hace un par de años cuando se hizo evidente (aún más), que muchas actrices en papeles protagónicos ganaron menos que sus compañeros hombres.

Uno de los casos más sonados fue el de The Crown de Netflix. La actriz y protagonista Claire Foy, quien interpretó a la reina Isabel en las primeras dos temporadas, recibía una menor paga frente a Matt Smith para dar vida a Felipe de Edimburgo. Finalmente, la plataforma pidió disculpas y pagó a Claire Foy lo que muchos consideraron se le “debía”. Como este han salido muchos casos de desigualdad de género.

Pareciera que un nuevo caso sale a la luz… pero este parece ser distinto frente a todos los demás. O al menos así lo explica la actriz Sophie Turner, quien en entrevista con Harper’s Bazaar, reveló que ganaba menos que el actor Kit Harington en Game of Thrones. Kit ganaba más dinero que yo, pero él tenía más participación, dijo la actriz que da vida a Sansa Stark, pero no defendiendo al actor, sino al trabajo.

Turner, a sus 23 años, es una representante del movimiento #MeToo dentro de la industria. Siempre que entra a un proyecto, busca que la paga sea justa para ella y algún colega hombre. Sin embargo, lo que sucedió con Kit Harington fue distinto. “Para lo último de la serie, él tenía que filmar 70 escenas de noche, algo loco, y yo nunca tuve tanto”, explicó. “Fue de, ‘¿Sabes qué?… guarda ese dinero’”.

Turner ha interpretado a Sansa Stark desde la primera temporada, la cual se estrenó en 2011. Lo misma va para Harington, quien da vida a Jon Snow, hermano de Sansa (¿o mejor dicho primo?) y quien conforme ha pasado el tiempo (y las temporadas de Game of Thrones), se ha hecho más importante y uno de los favoritos para el Trono de Hierro. La prueba fue cuando en el episodio final de la quinta temporada, “Mother’s Mercy”, Jon Snow es traicionado y asesinado por sus hombres. ¿Acto seguido? Los creadores lo regresaron en la quinta temporada utilizando un poco de magia de Melisandre.

Jon Snow es uno de los personajes favoritos de Game of Thrones mientras Sansa Stark, si bien tiene a sus seguidores, siempre divide las opiniones, sobre todo por su personalidad (o falta de), frente a diversas situaciones.En un inicio, no sentía que nada se quedara conmigo de las cosas que le pasaban a Sansa. Y cuando pensé que no me afectarían emocionalmente, comencé a recordar la violencia doméstica y la violación y activó esta pequeña parte de mí”.

Nos puede gustar o no, queremos que llegue al trono o preferimos que se quede debajo. Sin embargo, es un personaje que Turner ha interpretado durante poco más de ocho años, y decirle adiós puede ser difícil. Estoy aceptando y asimilando todo. Es como si muriera un familiar. Estoy perdiendo al personaje que he interpretado por tanto tiempo”.

La última temporada de Game of Thrones de HBO se estrenará el domingo 16 de abril.