WW84: ¿Qué películas habría ido a ver Wonder Woman / Diana Prince en 1984? Cine
Wonder Woman / Foto: Warner Bros.

WW84: ¿Qué películas habría ido a ver Wonder Woman / Diana Prince en 1984?

Acá les dejamos una lista de películas que Wonder Woman o Diana Prince habrían ido a ver en 1984, año en que se desarrolla la nueva película.

Este 17 de diciembre, se estrenará Wonder Woman 1984, la segunda entrega en solitario de Wonder Woman protagonizada por Gal Gadot bajo la dirección de Patty Jenkins. Como lo hemos platicado, la primera cinta de 2017 fue todo un fenómeno: la primera producción protagonizada por una heroína, la primera en ser dirigida por una mujer con un presupuesto de más de 100 millones de dólares y la primera en recaudar más de 820 millones de dólares.

Por eso, no fue de extrañarse que casi de manera inmediata, dieran luz verde a la segunda parte, la cual está ambientada en la década de los 80, específicamente en 1984. Diana trabaja en el Smithsonian de la ciudad de Washington en una época que se caracterizó, de alguna manera, en no haber presentado un conflicto internacional más allá de la Guerra Fría. 

DC FanDome: ¡Checa el nuevo tráiler de 'Wonder Woman 1984'!

Foto: DC / Wonder Woman

Por lo que parecen tiempos de paz; sin embargo, Wonder Woman ha de enfrentarse a un mal que va más allá de una guerra o un enemigo visible: la codicia, la cual se refleja a través de la Dreamstone. No les vamos a revelar más de la historia, pero todo sucede en la década de los 80, la cual vio nacer un sinfín de grandes estrenos que se convirtieron en clásicos o filmes de culto. 


Pero específicamente, el año de 1984, fue uno de los más valiosos para la industria del cine. Así que por acá les contamos de algunos filmes que se estrenaron en la época y que nos hacen preguntarnos: En su tiempo libre como Wonder Woman, ¿Diana Prince va al cine? Y si la respuesta es sí, ¿qué películas pudo haber visto? 

Dune

Durante años, Dune fue la película imposible. En 1965, Frank Herbet publicó la novela que se convertiría en la referencia más grande e importante dentro del género de ciencia ficción no sólo en la literatura, sino en el cine. Es bien sabido que George Lucas tomó varias referencias de Dune para el universo de Star Wars, y también se sabe que varios directores fueron mencionados para llevarlo a la pantalla grande.

Pero los planes siempre se quedaban en palabras imposibles. Esto mismo sucedió con Alejandro Jodorowsky, quien estaba planeando una película épica de Dune para la década de los 70, pero que nunca sucedió (y a pesar de esto, influyó en el género para las siguientes producciones).

En 1981, con el éxito de The Elephant Man, le ofrecieron a David Lynch la posibilidad de dirigir Dune, y sin haber leído el libro, aceptó. En 1984 se estrenó y fue un desastre financiero y en críticas. Más de 30 años después, el mismo Lynch ha dicho que está orgulloso de todas sus cintas menos de Dune. Sin embargo, hemos de ser honestos con ustedes: no es tan terrible como la pintan.

Desde luego, la novela de Herbet es sumamente compleja en su lenguaje, en el desarrollo de sus personajes y los escenarios que plantea. El presupuesto de Lynch fue alto, pero no había ni siquiera la tecnología para desarrollar la atmósfera correcta para seguir la historia de Paul Atreides en el terrible mundo de DuneAsí que creemos que en su tiempo libre, Diana Prince habría ido a ver Dune.

Nota: El 1 de octubre de 2021, se estrenará la adaptación de Dune de Denis Villenevue. El director canadiense tiene planeadas dos producciones, mínimo, sobre esta historia considerando las cinco secuelas de Dune: Dune Messiah, Children of Dune, God Emperor of Dune, Heretics of Dune y Chapterhouse: Dune.

The Terminator

1984 fue un año de clásicos que tuvieron un fuerte impacto dentro de la cultura pop. Uno de los más destacados es The Termiantor, cortesía de James Cameron que en 1984 inició con todo un concepto que ha sido replicado a lo largo de los años: la sublevación de las máquinas y el dominio sobre los seres humanos.

The Terminator, protagonizada por Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton, nos presenta a un cyborg asesino que viaja del 2029 a 1984 para asesinar a Sarah Connor, quien según la profecía, dará a luz al único hombre capaz de destruir a Skynet, esta enorme red de inteligencia artificial que en el futuro (de Sarah), tiene controladas a las máquinas y por ende, busca exterminar a los seres humanos.

Arnold Schwarzenegger como Terminator en ‘The Terminator’ de 1984.

Cameron hizo maravillas con un presupuesto que no era tan alto, pero hizo de esta cinta todo un éxito la recaudar más de 70 millones de dólares. Y además, lo convirtió en una franquicia que vio su última cinta apenas en 2019, Terminator: Dark Fate. En total, y contando la primera y la última, hemos visto seis producciones relacionadas a Terminator, pero las mejores siguen siendo las primeras dos.

Considerando todo el escenario apocalítpico y el hecho de que Wonder Woman es inmortal (podría llegar a ver lo que realmente sucederá en 2029), creemos que es una película que Diana iría a ver en 1984.

Indiana Jones and the Temple of Doom

Hace unos días nos enteramos que habrá una nueva película de Indiana Jones (la quinta con salida para 2022) dirigida por James Mangold (a quien recordamos, entre otras producciones, por su trabajo en Ford v Ferrari de 2019). Y no sólo esas dos cosas fueron las que llamaron la atención, sino el hecho de que el mismo Harrison Ford, estará de vuelta para dar vida a Indiana Jones. Una maravilla…

Su importancia no se pone en duda, y una de sus historias más exitosas salió en 1984 bajo el nombre de Indiana Jones and the Temple of Doom, la segunda de la saga. La primera, como sabemos, se estrenó en 1981 bajo el nombre de  Raiders of the Lost Ark, seguida por Temple of Doom, The Last Crusade en el 89 y su regreso después de 20 años en The Kingdom of the Crystal Skull. 

Harrison Ford en ‘Indiana Jones and the Temple of Doom’ de 1984.

Todas las cintas fueron dirigidas por Steven Spielberg con una idea origina de George Lucas. Indiana Jones and the Temple of Doom está ambientada un año después de la primera entrega. Aquí, el doctor Jones debe recuperar una gema/piedra sagrada, la cual pertenece a una villa que no tiene niños pues, como descubre el protagonista, todos han sido secuestrados para realizar trabajados forzados.

Indiana Jones, con ayuda de un niño y una mujer llamada Willie, deben recuperar ese objeto sagrado antes de que una secta conocida como Thuggee, logre reunir otras piedras sagradas para restaurar el poder de sus dioses, los cuales apelan a la maldad. Indiana Jones and the Temple of Doom es considerada como una de las mejores secuelas que logró mantener el éxito de su primera entrega.

¿No les suena a algo que Diana Prince vería? 

Paris, Texas

Aquí nos ponemos más “artísticos” con Wim Wenders y una de sus mejores películas (a la que le siguen Las alas del deseo de 1987 y ¡Tan lejos, tan cerca! del 93). Estamos hablando de Paris, Texas protagonizada por Nastassja Kinski y Harry Dean Stanton (el primer protagónico del actor a los 58 años de edad). 

Stanton da vida a un hombre que se identifica como Travis Henderson, el cual parece estar perdido en Texas sin recordar nada de su pasado: camina en el desierto sediento, desgarbado y con una gorra roja. Su hermano logra hallarlo, y lo lleva a su casa de Los Ángeles donde vive con su esposa y el hijo de Travis, a quien adoptaron después de que fuera abandonado por su mamá y papá.

Nastassja Kinski y Harry Dean Stanton en ‘Paris, Texas’.

La cinta sigue la “recuperación” y reconciliación de Travis con el pasado y su intento de conciliarse consigo mismo. Todo está íntimamente relacionado con Jane, su esposa y madre de Hunter, la cual trabaja en un peepshow con fines sexuales.  Paris, Texas se llevó la Palma de Oro en elFestival de Cannes de 1984, y en algunas entrevistas, Kurt Cobain dijo que esta era su cinta favorita a partir del personaje principal.

Y si necesitan otra razón, en 1984 no había internet ni una página de ranking como Rotten Tomatoes, pero hoy podemos ver que a casi 40 años de su estreno, Paris, Texas tiene 93 y 97 por ciento de aprobación. Una joya de Wenders. 

A Nightmare on Elm Street

Freddy Krueger fue un asesino en serie de niños que después de salir libre, es asesinado –lo queman– los padres de las víctimas. Freddy, de este modo, jura cobra venganza, y así aparece en las pesadillas de unos cuantos jóvenes de Ohio. La premisa de A Nightmare on Elm Street es simple: Freddy aparece en sus sueños y todo lo que les haga, tiene un impacto en la realidad.

Así es como conocemos a Nancy y su novio Glen, quienes comienzan a tener pesadillas, principalmente ella, con este sujeto que se caracteriza por tener una playera a rayas, un sombrero, la guantes con cuchillas y el rostro quemado. Ese es Freddy, y desde 1984, se convirtió en el amo y señor de nuestras pesadillas.

Wes Craven fue el encargado de entregar uno de los clásicos de terror y de los filmes slasher más grandes e icónicos a la fecha, el cual destaca no sólo por su historia (cuyo subtexto reside en un asesino de niños similar a Michael Myers), sino también por el score en el que trabajó Charles Bernstein que a diferencia de otras producciones de terror, tenía como base un sintetizador para ayudar a los espectadores a adentrarse a una pesadilla. Y vaya que lo logró…

Save me from… Freddy, Wonder Woman!”

Ghostbusters

Ray Parker Jr. se convirtió en la sensación de la radio en 1984 gracias a tema musical de Ghostbusters, una cinta de Ivan Reitman que logró conjugar dos elementos que pocas veces funcionan: lo sobrenatural con la comedia (y con comedia nos referimos a lo más alto de la época) y los efectos especiales con la comedia, de nueva cuenta.

Uno de los aspectos más destacados de Ghostbusters, y como se señaló desde su lanzamiento en el 84, es que los efectos, los cuales requieren de mucho trabajo, método y planeación, acompañan una historia donde se permite a los protagonistas improvisar (como en toda buena comedia). Y aquí es donde reside la grandeza de esta cinta escrita por Dan Aykroyd.

Foto por Columbia Pictures/Getty Images

Harold Ramis, Aykroyd y Bill Murray dieron vida a tres científicos de lo paranormal que pierden su empleo en una universidad de Nueva York, por lo que deciden abrir un grupo dedicado a buscar sucesos paranormales. Un día, descubren que un edificio, donde vive  Sigourney Weaver, es una especie de portal para personajes de otra dimensión. Y así, comienza su aventura por salvar la ciudad de Nueva York.

Ghostbusters es divertida, impresionante en sus efectos visuales, y un clásico que volverá a tener vida en 2021 con una entrega que caerá en  manos del hijo del mismo Reitman.

Once Upon a Time in America

10 años, Sergio Leone se tardó 10 años en llevar a cabo una de sus mejores películas, Once Upon a Time in America, protagonizada por Robert De Niro y James Wood como dos amigos que hacen una promesa: salir de la pobreza y compartir sus futuras riquezas. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, y aumenta el dinero y el poder, salen a relucir acciones que derivan en muerte y traición. 

La cinta se centra el David “Noodles” Aaronson (De Niro), un hombre que regresa a Nueva York, donde se convirtió en uno de los criminales más temidos, para recordar su pasado y descubrir por qué todos los que alguna vez estuvieron a su lado, se han ido. A manera de recuerdos, Noodles nos lleva a un viaje al Nueva York en sus primeros años en el siglo XX: la pobreza, la soledad, la juventud, el primer amor. 

Robert De Niro en ‘Once Upon a Time in America’ de Sergio Leone. / Foto: Film at Lincoln Center

El elenco que acompañó a De Niro fue espectacular, empezando por Woods junto a Tuesday Weld, Joe Pesci, Jennifer Connelly y Elizabeth McGovern, ambas en representación del único interés amoroso del protagonista. Once Upon a Time in America es considerada como una de las mejores películas sobre la historia del siglo pasado de Estados Unidos, un retrato largo y emocionalmente distante (como sus personajes), sobre la base de los valores americanos de hoy.

Sí, quizá es una película que va en contra de los valores de Wonder Woman, pero eso no quita que sea grandiosa y que esté hecha por uno de los mejores directores de cine en la historia.

The Karate Kid

Quizá algunos no estén de acuerdo con nosotros, pero es justo decirlo. La saga de The Karate Kid es el ejemplo perfecto de cómo una historia va decayendo con el paso de los años (más de 25 para ser exactos) y todos sus elementos se convierten en algo aburrido. Sin embargo, también es el ejemplo perfecto de cómo después de 36 años, puede tener una segunda oportunidad…

The Karate Kid salió de manos de John G. Avildsen en 1984, y nos presentó a un chico llamado Daniel que se muda al sur de California con su madre, donde sólo se enfrenta a problemas cortesía de unos matones del lugar (que además, saben karate).

‘The Karate Kid’. / Foto: Sony Pictures

La vida de Daniel es miserable, pero todo da un giro de 180 grados cuando conoce al señor Miyagi, quien se hace pasar por una persona que repara cosas, pero que en realidad es un maestro de las artes marciales. 

El señor Miyagi no sólo le enseña a moverse o pelear, le da varias lecciones de vida que han trascendido por generaciones que hoy, estamos seguros, le darán una segunda vuelta con Cobra Kai. Daniel, antes de su esperado enfrentamiento contra Johnny Lawrence, el líder de los matones, aprende de paciencia, control, serenidad y muchas cosas más que deben estar presentes a la hora de pelear. 

Amadeus

No hay nada malo que se pueda decir de Milos Forman. Con su nombre vienen películas como One Flew Over the Cuckoo’s Nest de 1975, la cual triunfó en los premios Oscar al llevarse los premios más importantes como Película y Dirección. O bien, está Amadeus de 1984, producción que también triunfó a lo grande en los premios de la Academia al llevarse tanto Película como Director y otros seis premios contando el del grandioso F. Murray Abraham.

Amadeus es la biografía de Mozart en una versión casi ficticia, pues nada de lo que sucede, o al menos la mayoría, tiene fundamentos históricos. Sin embargo, se trata de una genialidad en la que el centro de la historia no es Mozart ni Antonio Salieri, sino la relación que existió entre ellos que navegó entre la indiferencia, el odio, la traición, la admiración, el respeto y la muerte. 

Tom Hulce como Mozart en ‘Amadeus’.

Mozart es vulgar, parece no tener valores ni principios, pero todo se le perdona a partir de su genio: sin esfuerzo aparente, logra componer las mejores piezas musicales. Antonio Salieri, otro músico de la época, comienza a obsesionarse con Mozart y la idea de que este debe llegar a su fin: la ruina, el desprecio. Sin embargo, esos deseos no sólo se verán reflejados en la vida de Mozart, sino en la de Salieri mismo.

A partir de la muerte de Mozart, la cual ocurre en extrañas circunstancias y bajo la sospecha de que alguien lo envenenó, es que el nombre de Salieri comienza a surgir. Pero no por su trabajo como músico, sino como posible asesino del genio de Viena que antes de morir, compuso uno de las piezas más grandes en la historia: Requiem in D Minor

¿Cuál habría sido la reacción de Wonder Woman?

Otras películas de 1984 que pudo ver Wonder Woman

Footloose

Starman

Purple Rain

Nausicaä of the Valley of the Wind

Top Relacionadas
:)