¿Qué está pasando con Houseparty y por qué los usuarios se quejan de la app?

En los últimos días Houseparty se ha convertido en una de las apps más populares para hacer videollmadas, pero no se ha salvado de los hackers y la polémica

En tiempos de aislamiento social donde la gran mayoría se encuentra en sus casas para evitar la propagación del coronavirus, muchos están buscando alternativas para poder mantenerse en contacto con las personas que más quieren. Estamos seguros que en estos momentos has escuchado hablar sobre Houseparty, una de las opciones que existen para hacer videollamadas que está en boca de todos por un montón de razones.

La principal y quizá más importante es que, a diferencia de otras apps como Zoom, Skype o Hangouts de Google que están enfocadas para hacer conferencias empresariales o para alumnos que lo necesiten, Houseparty es algo completamente distinto. Más allá de tener chance de cotorrear con tus amigos, familiares o pareja y de ser gratuita, te da la posibilidad de jugar y utilizar campanas y zumbidos al estilo del Messenger de Hotmail (sí, ya estamos viejos).

En los últimos días esta aplicación se volvió popular entre la juventud, es por eso que miles de ellos en todo el mundo la están descargando para matar el tiempo de ocio en estos días de cuarentena. Sin embargo no todo es risas y diversión con la app pues a principios de esta semana distintos medios como The Independent indicaron que Houseparty había sufrido de una vulneración que estaba golpeando directamente a todas esas personas que la estaban usando.

¿De qué manera? Bueno, pues la gran mayoría de usuarios se quejaron de la app en Twitter, diciendo que desde que la descargaron alguien había tenido acceso a cuentas personales que para nada tenían que ver con el funcionamiento de la aplicación como Spotify, Netflix y hasta otras más fuertes como Pay Pal. Desde entonces la red social ha estado llena de mensajes negativos en contra de la aplicación y hubo por ahí quien mandó mensajes en WhatsApp alertando a sus contactos sobre lo que estaba sucediendo.

Al ver esta situación y casi de inmediato, la cuenta oficial de Houseparty en Twitter escribió un mensaje en el que decían que eran víctimas de una campaña de desprestigio pagada y que estaban haciendo las investigaciones para dar con la persona que inició ‘el rumor’. Es más, por si esto fuera poco ofrecieron una recompensa de un milloncito de dólares para quien diera con el culpable de todo esto. 

Si es tan seguro Houseparty, ¿entonces cuál es el problema con esta app?

Así como todos las aplicaciones que manejan datos personales, Houseparty cuenta con unas políticas de seguridad. Sin embargo el problema parece estar en estas mismas, pues así como hay algunas líneas muy bien marcadas sobre el uso de tus datos con fines comerciales o promocionales, o compartir tu teléfono exclusivamente con el servicio técnico, amigos o contactos dentro de la app, hay otros lineamientos que quedan en el aire.

De acuerdo con Tech Crunch, que entrevistaron a Ray Walsh de la firma de investigación ProPrivacy, quien calificó estos huecos en las políticas de seguridad de Houseparty como una pesadilla y que lo hacen pensar que en realidad se trata de una aplicación que está vendiendo la información de sus usuarios. Tal cual esto fue lo que dijo al respecto:

“Cualquiera que decida utilizar la aplicación para mantenerse en contacto durante la cuarentena debe ser consciente de que la aplicación recoge una cantidad preocupante de información personal. Esto incluye datos de geolocalización, que podrían, en teoría, ser usados para mapear la ubicación de cada usuario. Una mirada más detenida a la política de privacidad de Houseparty revela que la empresa promete anonimizar y agregar los datos antes de compartirlos con los terceros afiliados y socios con los que trabaja. Sin embargo, una y otra vez, los investigadores han demostrado que los datos previamente anonimizados pueden volver a ser identificados”. 

houseparty-app-1

Foto: Getty

La solución a todo esto es darles la menor información posible

Aunque muchos piensan que todo está perdido la verdad es que no es así, Walsh también dio algunos puntos que podrían servir para proteger tus datos en Houseparty y otras aplicaciones. La primera de ellas obviamente es borrarla, pero si quieres seguir chateando te recomienda entrar a la configuración de tu teléfono y bloquear el acceso a opciones como tu ubicación, fotos, cámara y más, prácticamente no le des chance de acceder a nada que tenga que ver contigo o a información delicada.

La otra es poner nombres y fechas de nacimiento falsos, de preferencia utilizar o crear  una cuenta de correo electrónico que ya casi no uses o en donde no tengas datos personales con el fin de usarla únicamente para que tengas oportunidad de platicar con tus amigos y familia. También nos dice que debemos desconectar todas y cada unas de las redes sociales que tengamos vinculadas con Houseparty para evitar que puedan entrar con facilidad a ellas.