Foto: Vecinos Tlalpan (Twitter)

La verdadera historia del abuelito que vende postres en CDMX y se hizo viral

Un abuelito que vende postres en CDMX se hizo viral, por lo que ha dicho la verdad detrás de su negocio en donde lo acompaña su perrito.

Los adultos mayores de nuestro país han sido los más afectados por la pandemia de COVID-19. No sólo porque son el sector de mayor riesgo ante la enfermedad, también porque muchos se quedaron sin trabajo o han tenido que enfrentarse a la soledad, maltrato u otras cuestiones. Aún así, muchos intentan sobrevivir como pueden.

Justamente eso es lo que nos ha dejado en claro el abuelito del que hablaremos hoy. Se trata de un señor de la tercera edad que se ha viralizado en internet luego de ser captado mientras vendía algunos postres que transporta con ayuda de un carrito de supermercado, los cuales pone a la venta para poder sobrevivir a los estragos de la pandemia.

La verdadera historia del abuelito que vende postres en CDMX y se hizo viral

Foto: Vecinos Tlalpan (Twitter)

Abuelito se viraliza por vender gelatinas y postres en CDMX

Fue la cuenta de Twitter “Vecinos Tlalpan” quien dio a conocer el caso del señor Inocente Medrano Sánchez, un abuelito que en compañía de su perro Nacho, un amiguito de cuatro patas al que rescató de la calle y quien desde entonces se convirtió en su inseparable amigo, se dedica a vender ricos postres en la alcaldía Tlalpan. 

Con un pequeño cartel que dice “Postres y Gelatinas ‘El abuelo y su amigo fiel'”, el señor Inocente Medrano vende gelatinas, flanes, arroz con leche y más, en una gasolinera que se ubica en la calle 12 Ote, colonia Isidro Fabela, de la alcaldía Tlalpan. 

No es para la operación de su nieto, como dijeron en un principio

Si bien al principio se dijo que la venta de postres era para que el abuelito pudiera pagar la operación de su nieto, él desmintió dicha información al detallar que la razón de su trabajo es poder seguir sustentando los gastos en casa, pues la pandemia le quitó la oportunidad de seguir vendiendo dulces a las afueras de una escuela.

“No es cierto lo que publican, sólo pido que me hagan el favor de consumir el producto que son gelatinas, flanes, arroz con leche y napolitanos (…) yo vendía dulces en la Escuela de Participación Social número 5… debido a la pandemia no nos dejaron, ahora estoy vendiendo mi producto, para hacer ejercicio y no tullirme”, menciona el abuelito. “No les pido limosnas, les pido que compren”.

En internet muchos piden echarle la mano a don Inocente

En redes sociales han comenzado a compartir la historia de don Inocente, quien al igual que miles de adultos mayores en México ha salido a las calles de la ciudad para poder trabajar y ganar algo de dinero que le ayude a vivir al día.

Incluso si eso lo pone en riesgo de contraer COVID-19, enfermedad que hasta el día de hoy ya contabiliza 2 millones 199 mil 226 casos acumulados y 175 mil 986 defunciones. Cifra que se espera ya no aumente con el comienzo de la vacunación masiva en nuestro país.

Con largas filas y emoción: Fotos de la vacunación de adultos mayores en CDMX


Comenta con tu cuenta de Facebook




Top Relacionadas
:)