Así es, en menos de un mes dos policías de la CDMX se han visto debilitados al momento de satisfacer las necesidades del cuerpo. Hace poco más de 15 días, un agente le soltó un disparo imposible a su jefe, mientras ambos estaban en el baño. Ahora, un poli se autobalaceó…

De acuerdo con Reforma, la noche de ayer se reportó la baja de un agente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX… baja momentánea, en lo que se rehabilita del plomazo que se metió en la pierna, luego de que le salió mal la maniobra para quitarse el cinturón, al momento de ir al baño.

Según los informes, el bochornoso hecho ocurrió en un baño ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México… y claro que todo fue de manera accidental. Simplemente el poli fue al baño, pero al quitarse el “cincho”, su pistola de cargo se accionó y la bala salió directo a una de sus piernas.

Y bueno… pues la razón por la que agarramos este caso para echar la sana cábula, es porque el agente fue rápidamente auxiliado por trabajadores del baño ubicado en República de Venezuela (casi esquina con Argentina, para ser más específicos). Luego llegaron los socorristas y el policía fue estabilizado y trasladado al hospital más cercano.

Apenas el pasado 4 de abril, les reportamos 1) que polis de la SSC-CDMX según te escoltan para realizar movimientos bancarios… pero a la mera hora te ponen en bandeja para ser asaltado y 2) que un agente le acomodó un balazo al Jefe de Unidad de la Contraloría Interna de la capirucha.

El agente identificado como Armando Villagrán disparó a su superior, mientras ambos estaban en el baño. ¿Cómo sucedió? Pues hay una infinidad de posibilidades, lo que se sabe es que pasó casi lo mismo que con héroe de esta más reciente historia: el elegante oficial dejó caer su arma y ésta se accionó, hiriendo al Jefe de Unidad de la Contraloría Interna. Y hay muchos casos similares, pero hasta aquí la dejamos, porque si de por sí ya nos sentimos inseguros, luego con estos flamantes afectivos…

Foto principal: Victor Hugo Sanchez Gutierrez / Reforma