Padre amenaza con pistola al personal de un hospital; salva la vida de su hijo

El amor que los padres pueden tener hacia sus hijos pude llevarlos a hacer cosas extremas, especialmente cuando se trata de preservar sus vidas.

Tal fue el caso de George Pickering II, quién tiene cargos por asalto agravado con arma letal después de que entró en el Tomball Regional Medical Center en Texas con una pistola después de que su hijo de 27 años, George III,

fue declarado con muerte cerebral después de sufrir un muy fuerte ataque.

Los doctores declararon que ya no había nada más que hacer por la vida de George III así que iniciaron el proceso de de retirar su soporte vital.

La ex-esposa de George II así como su otro hijo estuvieron de acuerdo con la decisión, sin embargo el padre no estaba dispuesto a aceptarlo.

El padre mencionó:

Se estaban moviendo muy rápidamente. El hospital, las enfermeras, los doctores. Sabía que si hubiera tenido tres o cuatro horas esa noche podría haber sabido si George tenía muerte cerebral.

El hombre amenazó al personal del hospital cuando, de pronto, su hijo comenzó a mostrar señales de vida al apretar su mano. Después de obtener esta respuesta su otro hijo logró que el padre entregara su arma y se rindiera ante las autoridades.

Lo mejor es que su hijo despertó del coma y se encuentra completamente recuperado.

George Pickering II mencionó que estaba ebrio y fue muy agresivo pero que solo actuó del modo en que lo hizo porque sabía que su hijo no estaba listo para morir.

Rompí la ley pero lo hice por las razones correctas. Ahora estoy aquí por eso. Fue por amor, fue por amor.

Los cargos contra Pickering fueron reducidos y salió de la carcel a principios del mes.

Esta clase de historias sí que hace que uno derrame lagrimas y es grandioso saber que tuvo un final feliz.

Via Unilad