Ah, internet… siempre llenándonos de maravillas y misterios que nos mantienen pegados frente a un monitor por horas. Si no fuera por esta red cibernética, no podríamos enterarnos de noticias alrededor del mundo en un instante, aprender cosas curiosas, difundir talentos, o ver como un perro defeca un arco iris sólido.

perro-crayones-4

¿Ah?

En una época en la que los niños basan su entretenimiento en el uso de smartphones y sofisticadas consolas de videojuegos, un padre entre millones le compra una caja de crayones a su hija. Todo suena perfectamente normal, hasta que el perro de la casa decide echárselas al plato, muy al estilo de Rafa Gorgory.

perro-crayones-3

¿Cuál es el resultado? Bueno, se puede interpretar de distintas formas, pero de lo que estamos seguros, es que tal vez no deberían ver esto en su trabajo.

Por un lado, algunos la verían como una pieza de arte, otros dirían que es el dulce más feo que podrían venderles; pero nosotros sólo podemos pensar una cosa después de un par de segundos de observación: Popó mágica.

perro-crayones-2

Si ahora mismo se preguntan si ocurriría lo mismo en caso de que un ser humano intentara comer crayones, lamentablemente deberíamos decirles que no. Cuiden lo que se comen sus mascotas, o en otros casos, sus hijos, ya que hacer del dos con bellos y múltiples colores, no es lo más sano del mundo.

Vía ladbible