Tal parece que los vuelos con escalas se quedarán en el pasado. La aerolínea australiana Qantas Airways, planea imponerse en la industria al hacer el primer vuelo de 20 horas de duración, el vuelo comercial más largo que se haya hecho hasta hoy en día, lo que implica mayores obstáculos a vencer como la cantidad de combustible, estabilidad de la aeronave y comportamiento de los pasajeros.

Y es que si en un vuelo de 10 a 13 horas se dejan de sentir las piernas y algo de ansiedad por llegar al destino, un vuelo tan largo en una cabina podría ocasionar un ataque de pánico para alguno que otro pasajero claustrofóbico.

Qantas Airways hará el primer vuelo de 20 horas

Facebook: @GhcAsia

La aerolínea informó en un comunicado de prensa que a partir de la última semana de agosto del 2019, comenzará a realizar simulaciones de vuelo con el ‘Dreamerliner’, Boeing 787, para que a partir del mes de octubre de este mismo año comience a hacer vuelos de prueba desde Sidney, Australia, hasta nueva York, en Estados Unidos y Londres, en el Reino Unido. Algo que antes solo se habría podido lograr haciendo un par de conexiones.

Qantas Airways hará el primer vuelo de 20 horas

Pikabu

La aerolínea aún no decide si utilizará un avión Boeing o Airbus SE que pueda volar la ruta completamente cargado y sin interrupciones, pero lo que sí ha previsto es que transportará a tan solo 40 pasajeros y tripulantes –la mayoría de ellos empleados– que tendrán que someterse a una serie de controles estrictos y evaluaciones médicas en el aire, para poder estudiar los efectos del vuelo de 20 horas en el cuerpo humano.

“Esto representará el primer vuelo del mundo realizado por una aerolínea comercial directa de Nueva York a Sídney y solo la segunda vez que una aerolínea comercial ha volado directamente de Londres a Sídney. Cada vuelo tendrá un máximo de 40 personas, incluida la tripulación, para minimizar el peso y proporcionar el rango de combustible necesario”, señala el comunicado.

Qantas Airways hará el primer vuelo de 20 horas

Ts3a

De hecho, estos vuelos piloto serán súper interesantes porque ayudarán a la ciencia a conocer y comprender y el comportamiento del cuerpo humano ante nuevos desafíos como patrones de sueño, ingesta de alimentos y bebidas, exposición a la iluminación prolongada en movimiento, inactividad, así como nuevos estándares de bienestar. Para lograrlo, la aerolínea colaborará de cerca con el Centro Charles Perkins de la Universidad de Sídney y la Universidad de Monash.

Para poder tener una exploración de cerca, tanto los pasajeros como la tripulación contarán con dispositivos de tecnología portátil y participarán en experiencias específicas en diferentes etapas. Si todo sale como lo esperan, Qatar Airways, quien actualmente tiene el récord del vuelo más largo del mundo con 17 horas y 40 minutos con vuelos de y desde Catar a Nueva Zelanda, estaría ofreciendo vuelos de 20 horas y sin conexiones a partir del 2022.