Quería revender 17 mil botellas de gel antibacterial en medio de la pandemia; podría enfrentar cargos

¿Emprendedores o abusivos? Matt Colvin, junto a su hermano Noah, tuvieron la ‘brillante’ idea de comprar 17 mil 700 botellas de gel antibacterial en varias tiendas de Tennessee y Kentucky, cuando el brote de coronavirus comenzó a dar de qué hablar, para luego revenderlos a través de eBay y Amazon.

Quería revender 17 mil botellas de gel antibacterial en medio de la pandemia; podría enfrentar

Foto ilustrativa: Getty images

Oooooobviamente las cosas no les salieron como esperaban porque, aunque lograron vender gran parte de su lote, su gran idea no pasó desapercibida para el gigante del comercio electrónico. Amazon cerró su cuenta de vendedor y le advirtió que la especulación es una acción ilegal. En ese momento Matt sintió el verdadero terror pues tenía en su casa miles de botellas de gel antibacterial que ya no podría vender por internet.

Su historia fue dada a conocer el fin de semana por el New York Times, y por supuesto generó una enorme indignación entre la población norteamericana. Matt recibió insultos, críticas y hasta amenazas de muerte por sus acciones.

Quería revender 17 mil botellas de gel antibacterial en medio de la pandemia; podría enfrentar

Foto ilustrativa: Getty images

Todo lo anterior lo llevó a buscar demostrar que nunca tuvo malas intenciones al comprar esa cantidad de suministros médicos en medio de la pandemia por coronavirus.

¿Cómo lo hizo? Bueno, no tuvo de otra más que donar los dos tercios de mercancía que le restaban para que pudieran ser distribuidas de forma gratuita en los mismos estados donde los compró. “Nunca fue mi intención mantener suministros médicos esenciales fuera del alcance de las personas que los necesitaban”, mencionó Matt al medio estadounidense.

Ya se abrieron investigaciones en su contra

A pesar de sus generosos donativos y de sus ‘intenciones reales’, Matt podría enfrentar cargos en los próximos días tanto en Tennessee como en Kentucky pues en ambos estados ya se abrió una investigación por lo que hizo. “No toleraremos la especulación de precios en estos tiempos de necesidad excepcional y tomaremos decisiones firmes para evitarlo”,sentenció el fiscal general de Tennessee, Herbert Slatery.