Este es sin duda un día súper especial, ya que de estar vivo, Bon Scott cumpliría ya 71 años. Por esa simple razón -y obvio, porque todo aquel que se diga fan de AC/DC lo conoce y respeta-, queremos hablarles de quién era y de por qué representaba el bien y el mal en perfecta armonía para el Rock and Roll.

Dedicaremos un breve instante para hablarles un poco del hombre cuya voz cargaba al mismísimo demonio. Ese increíble ser humano que poseía un poder para conquistar nuestros sentidos. Aquel que usó fuego y sangre para grabar su nombre en nuestro corazón.

En fin, mientras nos dedicamos a contar las hazañas de esta leyenda, les dejamos Whole Lotta Rosie para su deleite.

Conocido también como Ronald Belford Scott, el protagonista de esta historia nació el 9 de julio de 1946, en Kirriemuir, Escocia. Desde chavo, el buen Bon demostró que no le rendía cuentas a nadie y eso le causo muchos problemas. De hecho, todas esas broncas con la autoridad lo llevaron a ser expulsado de la escuela desde los 15 años.

bon-scott-infancia

Se sabe que pasó un tiempo en la prisión de Fremantle, en Australia. Luego estuvo en un centro de evaluación y después en la Institución Juvenil Riverback, por cargos levantados en su contra después de robar doce galones de petróleo y dar una identidad falsa a la policía. Más tarde formó parte de la Armada Australiana, pero era tan lacra que lo licenciaron y ahí terminó todo eso.

Años después, Bon Scott fue vocalista de The Spektors, su primera banda. Pero después se salió formó un grupo conocido como The Valentines, junto a Vince Lovegrove. Más tarde se trasladó a Adelaida (también en Australia) y se unió a un grupo de rock psicodélico llamado Fraternity, pero como duró poquito, decidió irse a Peter Head’s Mount Lofty Rangers, donde duró un rato hasta que tuvo un aparatoso accidente en moto y lo reemplazaron.

bon-scott-valentines

Es aquí donde la magia comienza, ya que en poco tiempo después conoció a los miembros de AC/DC. Obviamente no rockeó desde el principio, porque se pasó un buen rato conduciendo una furgoneta y transportando a la banda. Este detalle es bastante curioso, debido a que los hermanos Malcolm y Angus Young lo recuerdan perfectamente y hasta llegaron a decir que “conducía como un loco y a toda velocidad”.

AC/DC fue formada por los hermanos Young y habían dejado muy sorprendido a Bon por la energía de su música. Al mismo tiempo, Malcolm y Angus estaban fascinados con la voz de Scott y en 1974, decidieron mandar a la goma a Dave Evans, el primer vocalista y dejar a nuestro muchacho a cargo.

dave-evans

Pos chao, señor Evans…

Para enero de 1975, graban High Voltage, su primer álbum, que fue basado en canciones instrumentales de los Young y con letras de Bon Scott. En ese mismo año, pero más tarde, se editó el sencillo “It’s a Long Way to the Top (If You Wanna Rock ’n’ Roll)”, que pasó a ser su himno y que también formó parte de T.N.T.

High Voltage

It’s a Long Way to the Top (If You Wanna Rock ’n’ Roll)

Ese año pasaron muchísimas cosas para la banda, como la firma de su contrato comercial con Atlantic Records y su gira europea, con la que tocaron junto a grandes del hard rock, como Kiss, Aerosmith, Styx, Blue Öyster Cult y Cheap Trick, entre otros.

Highway to Hell fue lo que marcó el trayecto de AC/DC  hacia un éxito rotundo en 1979. Para muchos fans fue considerado como el mejor álbum de todos y al mismo tiempo, este figuró en la lista de los 500 álbumes indispensables según la revista Rolling Stone. Eso sin mencionar que es prácticamente un himno al Rock and Roll de los 70’s.

Nuestro amigo Scott fue y hasta la fecha, es considerado como uno de los líderes musicales más carismáticos de Australia, debido a que su actitud descarada en escena y su poderosa voz eran una combinación que pateaba todos los traseros posibles. Era casi obvio que con el tiempo, el muchacho se convirtiera en una de las imágenes más recordadas del rock.

bon-scott-musico

Claro que tanta genialidad no siempre fue un equivalente a la perfección. Lo único malo de ser destrampado, era que el músico tenía grandes problemas con el alcohol.

Estos rollos con la bebida llevaron a Bon Scott a una temprana muerte la madrugada el 19 febrero de 1980, cuando se ahogó con su propio vómito. Tenía tan sólo 33 años y se encontraba en la cúspide de su gloria, pero fue arrancado de nuestras vidas por su propio descuido. Su último álbum de estudio con AC/DC fue el mismo Highway to Hell y su última grabación fue Ride On, una canción digna de despedir a un titán como Scott.

Pese a que ya han pasado 37 años desde sufrimos su lamente pérdida y de que fue sustituido por Bryan Johnson, siempre recordaremos a quien consideramos como EL vocalista de AC/DC por excelencia. En su honor, vamos a dejar unas cuantas frases memorables -algunas dentro de sus canciones- que son merecedoras de recordar.

Ride On

Rompí otra promesa y rompí otro corazón. Pero no soy tan joven para verlo y tampoco tan viejo para intentar.

 Touch Too Much

Ella tenía la cara de un ángel sonriendo con pecado. El cuerpo de Venus con brazos.

 Highway to Hell

Hey Satán, pagué mis deudas tocando en una banda de rock. Hey mamá, mírame, estoy camino a la tierra prometida.

Acá otras frases que no estaban en sus rolas:

Estaba casado en el momento en que me uní a la banda y mi esposa dijo: “¿Por qué no escribes una canción sobre mí?” Así que escribí She’s got Balls. Entonces ella pidió el divorcio.

Te mantiene en forma – el alcohol, las malas mujeres, el sudor en el escenario, la mala comida- todo es bueno para ti.

Estaba en una banda llamada The Valentines y rompió la semana pasada.

Los chicos son buenos… les das la mano. Las mujeres son especiales. Las puedes abrazar.

Puede que Bon Scott se haya ido desde hace mucho tiempo, pero el legado de su voz infernal siempre nos recordará que no es necesario subir una escalera al cielo para alcanzar la gloria. Si podemos sentir el viento recorrer todo nuestro ser y escuchar rock and roll al viajar a toda velocidad en una carretera al infierno, ¡entonces vivir valió la pena!