Este próximo 14 de febrero, día del amor y la amistad, lo mejor que tendremos en nuestras vidas no será una cita romántica, no serán unos ricos chocolates suizos, ni un gran regalo de lujo. Todo esto será opacado inevitablemente por The Slow Rush, el nuevo álbum de Tame Impala. A días de su lanzamiento, Kevin Parker, la mente maestra atrás de este proyecto, ha hablado de las inspiraciones detrás de su nuevo material.

Foto por Tim Mosenfelder/Getty Images

En una nueva entrevista para con Zane Lowe para Apple Music, Parker citó dos inspiraciones principales que lo llevaron a encontrar creatividad para armar su nuevo disco: su colaboración con Travis Scott e ir de compras bien pacheco, con la intención de salir de su zona de confort y desarrollar su proceso creativo.

Sobre lo primero, Kevin Parker dijo que trabajar con Travis Scott fue un respiro de aire fresco. “Fue asombroso. Está tan entusiasmado con las ideas. Si tiene una idea o si alguien tiene una idea, está interesado en ella y simplemente la buscará. No pierde el tiempo dudando de sí mismo o dudando de las cosas. Lo cual es extremadamente valioso, porque necesitas esa explosión de convicción”. Terminaría los elogios hacia Scott diciendo: “Convicción es la palabra. Intenté asumir algo de esa convicción cuando estoy trabajando, porque la duda y todo ese tipo de cosas son venenosas en la creatividad”.

Foto por Frank Hoensch/Redferns

Continuando con la plática, Parker dijo que salir de su zona de confort lo ayuda mucho a su proceso creativo. “Haré cualquier cosa que me inspire, cualquier cosa que me dé, que cause esos rayos. Incluso con este álbum, estaba haciendo cosas que me hicieron sentir incómodo solo con el propósito de ser creativo, porque soy el más creativo cuando me siento incómodo”. Para entrar en detalles específicos, citó un ejemplo que lo ayudó bastante a encontrar creatividad: ir de compras drogado. “Odio estar pacheco en público, así que lo hice y salí de compras”, y agregó que “el comienzo de una de las canciones (del álbum) salió de eso”.