Recordemos cuando los Arctic Monkeys ‘sacaron’ sin querer a David Bowie de su zona VIP

Para nadie es un secreto que David Bowie es una de las primeras y más grandes influencias de las bandas o artistas que escuchamos hoy en día, gracias a ese toque vanguardista que tenía no solo en su música, también en la forma en que se presentaba en el escenario, toda una inspiración para las siguientes generaciones, y estamos seguros que todos ellos hubieran hecho lo que fuera para conocerlo y en una de esas trabajar con él. 

Más allá de pensar en grabar una rola con el señorón Bowie, la mayoría se hubiera conformado con que apareciera en uno de sus conciertos, ¿a poco no? Hubo muchos artistas que tuvieron el honor de tenerlo en alguno de sus shows, pero también hay otros que sin quererlo lo batearon y un poco gacho, y ese es el caso de los Arctic Monkeys. 

arctic-monkeys-bowie

Foto: Getty

Para nadie es un secreto que Alex Turner y compañía son grandes fanáticos del trabajo de David Bowie –como todos nosotros–, aunque lamentablemente nunca pudieron tenerlo dentro de uno de sus discos. Sin embargo, el legendario músico sí se interesó por su música, a tal grado que fue a un show suyo y sin querer, –aunque no lo crean– el staff de la banda de Sheffield lo sacaron porque no estaba en la lista de invitados VIP. Sí, no es broma.

En una entrevista para BBC Radio 2, Turner y Matt Helders hablaron sobre los momentos clave dentro de la historia de la banda y de repente salió al tema el nombre de Bowie, así que fue inevitable no contar esta bochornosa historia. Resulta que el gran Ziggy Stardust llegó a un concierto de los Arctic Monkeys en Nueva York y consiguió llegar hasta el lugar donde estaban los asientos reservados para invitados.

Foto: Getty

Ese preciso espacio era únicamente para los familiares de la banda, amigos e invitados especiales –un lugar a la que el señor David Bowie estaba totalmente acostumbrado–. Según lo que cuenta Alex Turner, el músico fue a los camerinos después del show y tanto él como Helders, Jamie Cook y Nick O’Malley, pudieron saludarlo y platicar un ratito con este gran musicazo.

Pero no todo fue maravilloso esa noche, pues al tomar su lugar dentro de la arena, Bowie no fue tan bien recibido como se esperaba. El músico con este toque rockstar, llegó y pensó que solamente por ser él tendría un lugarcito especial para ver a la banda, que en ese momento se encontraba en la gira del disco AM, pero al Starman se le ocurrió sentarse en el área reservada para la familia de los Arctic Monkeys. 

Foto: Getty

Matt Helders cuenta que había un lugar para los invitados de la banda, pero Bowie no estaba en la lista porque no esperaban que llegara así nada más: “Tenían mesas en la parte superior para nuestras familias e invitados VIP, y creo que Bowie estaba sentado allí con quienquiera que viniera”.

Con la alta demanda de estos asientos deseados por muchos, el staff de los Arctic Monkeys sabían que las familias de los integrantes estaban desesperados por encontrar el mejor lugar para verlos en vivo, así que tomaron una de las decisiones más difíciles de toda su vida, decirle a Bowie que “ahuecara el ala”. 

Foto: Getty

“Nuestro manager de la gira ni siquiera se dio cuenta y lo movió para que mi hermano y su esposa pudieran sentarse allí, para que tuvieran una mejor vista del show, explicó Helders. A pesar de todo y siendo un verdadero caballero, Bowie sabía que no debía estar ahí y see mantuvo humilde durante todo ese tiempo: “No dijo nada como, ‘Soy David Bowie’, sólo se movió educadamente y luego vino a saludar”, concluyó el baterista de los Arctic Monkeys.

Sin duda esta es una de las historias que seguramente jamás olvidarán, cuando David Bowie llegó a su show y en medio del caos (y sobre todo sin pedirlo) lo sacaron para que sus familiares tuvieran una gran vista. Y es aquí donde les preguntamos, ¿ustedes qué hubieran hecho? 🤔