Mientras organizaciones civiles exigen al gobierno Federal un mecanismo para erradicar y combatir la violencia de género, hay quienes aún señalan a las mujeres como las responsables de los delitos en su contra. ¿Cómo? El alcalde de Guanajuato, Alejandro Navarro Saldaña, se dio tiempo para declarar sobre el caso de una mujer que fue asesinada en un barrio de la capital y señaló: “Andaba en malos pasos”.

Se trata del caso de Alma —de 31 años de edad—, quien murió asesinada justo en su domicilio, ubicado en Tenería, Guanajuato. De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE), los peritos y agentes recabaron varios casquillos y bolsas que contenían una “sustancia cristalina”, sin precisar si se trataba de droga.

Presidente municipal de Guanajuato, Alejandro Navarro. Foto: Cuartoscuro.

Ante los hechos, el alcalde de Guanajuato se adelantó a las investigaciones y aseguró que se trataba de una presunta narcomenudista, “una persona que andaba en malos pasos. Otro ajuste de cuentas”.

Los datos de Navarro Saldaña

Según los datos de Navarro Saldaña —quien es recordado por la propuesta de pedir “visa” en Guanajuato y quejarse de que sólo los turistas pobres le caen a su tierra—, durante su gestión, la capital no había registrado ningún asesinato vinculado con gente “inocente”.

Yo, de los males, el menor, lo digo franco y sincero. Al momento ningún ciudadano común y corriente que ande en la calle ha sido tema de homicidio. Los que llevamos son los malos”. En la lógica del panista, “el que anda en malos pasos, termina mal”. Y aunque reconoció la incidencia del tráfico de drogas en la vida cotidiana de Guanajuato, Navarro no quitó el dedo del renglón.

Las reacciones

Una vez que estas declaraciones se difundieron, usuarios y usuarias de redes sociales cuestionaron al alcalde sobre su “lógica” y acusaron que sus declaraciones se basan en la criminalización de las personas, en este caso de las mujeres.

¿Por qué? Resulta fácil señalar quién trabaja como un peón para el narco, pero no se comprenden las razones: pobreza, falta de oportunidades, adicciones y hasta la violencia de género. En el caso de las mujeres, muchas trabajan como “mulas” para mover la droga en las redes que el narco teje. No obstante, estos son los niveles más bajos de una pirámide que implica un gran negocio para los líderes.

El tema entonces, debería enfocarse en cómo el sistema social y económico de nuestro país puede revertir estos escenarios.

Vale recordar que Alejandro Navarro asumió el cargo como presidente municipal de Guanajuato en octubre pasado. Sin embargo, hasta el momento su gestión se ha caracterizado por un par de declaraciones desafortunadas.