Retiran alertas migratorias en contra de los suegros de Javier Duarte

Mucha denuncia en contra de Karime Macías por defraudación fiscal… pero ahora ésta ya podrá recibir en Londres a sus padres, sin ninguna bronca.

De acuerdo con diversos medios, los suegritos de Javier Duarte ya podrán viajar en esta temporada navideña sin temor a que nos los vayan a incomodar. La alerta migratoria que pesaba sobre ellos ya fue retirada, esto por orden enviada a la Procuraduría General de la República por el juez titular del juzgado Noveno de Distrito con residencia en Coatzacoalcos, Veracruz.

Recordemos que la alerta migratoria es un instrumento con el que cuenta el Gobierno Federal para detectar cuando una persona pretende salir del país a través de alguna aduana fronteriza y, en caso de hacerlo, detenerla… bueno, esto si es que el susodicho tiene algún motivo para abandonar México por, no sé, quizás tener cuentas que saldar con la justicia.

Otra cosita que vale la pena recordar es que desde hace dos años los suegros de Javidú promovieron amparos contra las alertas de migración… pues por aquello de que por esas fechas les congelaron sus cuentas bancarias en instituciones nacionales y extranjeras, ya que eran objeto de indagación por parte del Servicio de Administración Tributaria y la Auditoría Fiscal Federal.

Pero bueeeeno, al parecer doña María Virginia Yazmín Tubilla Letayf y Jesús Antonio Macías Yazegey nada tienen que ver con las broncas en las que anda metido su querido yerno Javier Duarte y su adorable hija, Karime Macías…

karime-macias-londres-fotos-yunes

A esta última, por cierto, la Secretaría de Hacienda ya le interpuso una denuncia en su contra ante las autoridades por defraudación fiscal. Luego de checar los movimientos en una de sus tarjetas de crédito (proporcionada por uno de los prestanombres de Javidú) notaron que doña sí merezco abundancia realizó compras por más de 8 millones de pesos… lo cual no tiene nada de malo, psss si es su lana bien ganada… la bronca está en el hecho de que no realizó sus respectivas obligaciones fiscales por tan onerosos gastos. Evadió el pago de cerca de 2 millones de pesotes. Nomás.