Donald Trump ha mostrado cierto “respeto” hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador, a diferencia de cómo trataba a Peña BB. O bueno, al menos ha mostrado menos cinismo, y sus razones bajo la manga tendrá, pero estamos seguros de que esas no son para nada buenas. De hecho, quizá, AMLO nos dio la respuesta (o la razón) por la que el mandatario estadounidense no lo ataca de manera tan directa.

Y es que resulta que este sábado, durante un evento que tuvo en la Plaza de la República en Campeche, López Obrador afirmó que Donald Trump está muy interesado en entrarle al famoso Tren Maya, y no sólo eso, pues el presidente de los Estados Unidos también quiere invertir en otros proyectos en el sureste de México. ¿Para qué? Sabrá dios.

AMLO explicó que el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, le dio a conocer ese mensaje en la reunión que tuvieron el viernes en Mérida, Yucatán, donde se juntaron para la firma de acuerdos entre empresarios e inversionistas de México y Estados Unidos. Pero la cosa no acaba ahí, pues Obrador también dijo que Trump quiere apoyar con importantes inversiones de capital diversas obras de infraestructura en la región, una zona del país a la que ya “le llegó la hora” aunque a algunos les moleste.

Foto: @lopezobrador_

Pues falta ver qué tan informado está el querido y estimado Trump acerca de la construcción del Tren Maya pues, como recordarán en marzo pasado el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), dijo que el gobierno debe planear bien la construcción de esta obra ya que, de lo contrario, podría costar hasta 10 veces más de lo que tienen planeado desembolsar. 

IMCO identificó tres principales aspectos que se tienen que considerar para potenciar la viabilidad y rentabilidad del proyecto, los cuales son el económico (la rentabilidad del proyecto), el medioambiental (que se evalúe económicamente el impacto ambiental que tendrá para poder analizar el proyecto costo-beneficio). y el social (establecer mecanismos de consulta con las comunidades afectadas en todas las etapas y desde la planeación). 

Luego de esto, el IMCO dijo que el costo estimado de construcción para este proyecto asciende de a los 479 mil 920 millones de pesos y 1 billón 599 mil 767 millones de pesos, entre 4 y 10 veces más de lo que había estimado el gobierno Federal. Ahora, considerando que Trump está pariendo chayotes para la construcción de su muro, sabrá dios si de verdad le va a entrar al polémico Tren Maya.