Noticias

Por comentarios misóginos, renuncia el “exquisito” magistrado electoral

Pese a causar sensación con su “duck face”, el magistrado de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Juan Manuel Sánchez Macías, tuvo que decir adiós al hueso, esto luego de provocar críticas y mentadas de mother por su lenguaje no tan apropiado para su honorable investidura.

Pese a causar sensación con su “duck face”, el magistrado de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Juan Manuel Sánchez Macías, tuvo que decir adiós al hueso, esto luego de provocar críticas y mentadas de mother por su lenguaje no tan apropiado para su honorable investidura.

¿Pues qué dijo? Para los no enterados, hacemos uso de la magia de la repetición:

Al participar en un evento sobre paridad de género organizado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), el “exquisito” magistrado llamó a la igualdad de oportunidades, tanto para hombres y mujeres que aspiren a un puesto público. Muy ecuánime, pidió que se deje de ver a las mujeres como (libidinoso, sabroso, exquisito, suculento) objeto  y, a la hora de ganarse un puesto, esto se haga en consideración de sus capacidades intelectuales y no de otros aspectos… cosas superficiales y sin importancia. Todo bien, nomás que él lo dijo así…


“Estoy de acuerdo con la paridad, pero que lleguen por capacidad intelectual y no por tener nalgas exquisitas. Pero no porque están bien buenas y tienen nalgas exquisitas, porque se están acostando con el líder, el gobernador en turno, el titular de alguna dependencia o el director de la empresa”.

O.K. Nos quedó claro que conoce a una que otra funcionaria a la que le trae ganas… y de la que subestima sus capacidades para estar en el puesto.

juan-manuel-sanchez-macias-magistrado

Como era de esperarse, las declaraciones sexosas del magistrado no cayeron muy bien entre diversos grupos e, incluso, entre sus propios compañeros del TEPJF. El caso llegó hasta oídos de la Comisión Nacional de los Derechos Humano (CNDH), la cual repudió esta expresión misógina “por ser discriminatorias y atentar contra la dignidad de las mujeres”.

“El lenguaje influye en la percepción de las personas acerca de la realidad y puede provocar prejuicios que se consolidan en la sociedad mediante el uso de expresiones tendentes a marginar a algunas personas o grupos, en este caso a las mujeres, que representan más de la mitad de la población en nuestro país”, señaló la Comisión.

Aunque el magistrado pidió perdón por lo dicho, esto parece que no fue suficiente, así que tendrá que llevar su no tan exquisito trasero a otro lugar, ya que renunció a la presidencia del organismo que tan honorablemente presidía.

“Ofrezco una disculpa pública y deslindo a las magistradas y magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de estos comentarios que fueron a título personal, y que no reflejan el compromiso institucional”, declaró antes de decir adiós al puesto que habría ocupado hasta 2019… de no ser por su lenguaje tan morbosón.

Top Relacionadas
:)