En su regreso a la chamba, AMLO se encontró con que la bronca diplomática que se tiene con Bolivia no se ha solucionado y no se ve que vaya a resolverse pronto, ya que la posición del gobierno mexicano sigue igual: no serán entregados los exfuncionarios a los que se otorgó asilo.

Durante su primera conferencia del 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno hará valer el derecho de asilo que se le concedió a los exfuncionarios de la administración de Evo Morales, los cuales son la causa del problema diplomático que se tiene con el gobierno interino de Jeanine Áñez.

Siguen las fricciones: canciller de Bolivia pide a AMLO "que no se inmiscuya más en asuntos internos"

Foto: Getty images

“No podemos flaquear en este asunto de dar protección a perseguidos políticos que recibieron en nuestra embajada un asilo y luego de que se les dio éste se produjeron órdenes de aprehensión”, aseguró AMLO.

Recordemos que desde hace más de una semana la embajada de México en Bolivia se encuentra fuertemente vigilada, como medida de presión para que la cancillería haga la entrega de nueve exfuncionarios a quienes se acusa de sedición.

Foto:@evoespueblo

Este asunto, en el que ya hasta se embarró al gobierno de España, ocasionó la expulsión de la embajadora María Teresa Mercado, quien luego de ser declarada “persona non grata” arribó a la Ciudad de México el pasado 31 de diciembre.

Hizo un papel destacado, la reconocemos mucho y es una diplomática de primer orden que actuó con firmeza”, comentó AMLO respecto a la ahora exencargada de la Embajada de México en Bolivia, la cual ahora -según La Jornada– está en manos de la jefa de cancillería, Ana Luisa Vallejo Barba.

españa-gobierno-bolivia-expulsión-diplomáticos

Foto: @JeanineAnez

En lo que respecta a la situación de los exfuncionarios del gobierno de Evo Morales, los cuales son exigidos por la administración de Jeanine Áñez, AMLO advirtió que la posición de la 4T seguirá siendo la misma: ellos continuarán bajo asilo mexicano.

Si nosotros entregamos a estas personas estaríamos acabando con el derecho de asilo que para México es sagrado, es parte del derecho internacional, pero en nuestro país ante circunstancias más difíciles se ha hecho valer, es un asunto de principios”.