Y hoy en un capítulo más de “México mágico”… No podemos negar que cuando se trata de sorpresas, la CDMX se pinta sola aunque la mayoría de las veces por razones no muy adecuadas, sobre todo cuando el tema en cuestión es la bonita limusina naranja llamada Metro, que cómo nos ha sacado canas verdes en los últimos años con su nada envidiable historial de retrasos, aglomeraciones, robos y fallas en su servicio que todos hemos sufrido en más de una ocasión.

Otra vez: usuarios reportan fallas en la Línea 12 del Metro CDMX

Foto: @urbrash- @kekin_g

Uno de los capítulos más recientes que nos regaló el Sistema de Transporte Colectivo fue el de las fallas en las escaleras eléctricas de la línea 7 del Metro, una de las más profundas. Pues bien, aunque las autoridades estaban de “ya merito quedan” la realidad es que hasta el momento estos aparatos siguen sin servir, e incluso vimos en meses anteriores cómo trabajadores de la red de transporte ayudan cargando a los usuarios que lo necesitan.

Pues este sábado 18 de mayo en la estación San Joaquín de la Línea 7, se organizó el Sábado de Tequio, en el que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum realizó trabajo comunitario. Todo parecía ir bien, el cielo ya no era gris (o no tanto) y las escaleras eléctricas de dicha estación estuvieron funcionando a la perfección luego de semanas de no operar por “mantenimiento”. Es más, la imagen era tan perfecta que incluso Sheinbaum probó las escaleras para que se viera que no había ningún problema.

Y hasta ahí todo bien, todo correcto, al menos hasta que la alcaldesa se fue del lugar, ya que de acuerdo con información del diario Reforma, las escaleras eléctricas volvieron a lo suyo y dejaron de funcionar, por lo que varios adultos mayores y personas con discapacidad tuvieron que recibir ayuda de otros usuarios que se encontraban en la estación para poder llegar al andén. ¡Ya ni la friegan!

El mismo medio indicó que durante la visita de Sheinbaum, varios vecinos de la zona se acercaron para pedirle que el funcionamiento de las escaleras estuviera todos los días y no nada más cuando ella se apareciera por las instalaciones del Metro. Eso mismo causó gran molestia entre las personas que vieron cómo de pronto, sin más, las escaleras dejaron de funcionar y dificultaron el trayecto a las personas de la tercera edad o que utilizan silla de ruedas para poder andar por la ciudad.

Hasta el momento las autoridades no han dicho nada respecto a este tema, pero a nosotros ya no nos quedó claro si de plano las escaleras no sirven porque están en mantenimiento o si sólo se activan cuando está un personaje de la política cerca. 🤔

Foto destacada: Reforma