En el lío entre México, Bolivia y España, el gobierno español decidió responder con la misma moneda y ordenó la expulsión de tres diplomáticos acreditados en Madrid, de acuerdo con El País.

Esta decisión se tomó después de que Bolivia llamara personas “non gratas” a la encargada de Negocios de España, Cristina Borreguero, al cónsul Álvaro Hernández y al grupo diplomático.

¿Y eso? El viernes 27 de diciembre, los diplomáticos se lanzaron a una visita con la embajadora mexicana, María Teresa Mercado. Sin embargo, al salir de la Embajada hubo un altercado entre la Policía de Bolivia y el equipo español.

jeanine-añez-bolivia-embajadora-mexico

Foto: @JeanineAnez

Bolivia acusa a España

Tras el altercado, el gobierno de Jeanine Añez señaló a los españoles por presuntamente ayudar en el escape de los exfuncionarios de Evo Morales —quienes permanecen asilados en la Embajada de México.

Al respecto, el gobierno español reaccionó con cautela. ¿Qué dijo? Pa’ empezar ni Pedro Sánchez, presidente de España, ni la ministra de Defensa, Margarita Robles, sabían del encuentro entre los diplomáticos y la embajadora. Y España prometió una investigación.

Sin embargo, ya con los detalles de la información, la propia Embajada de España en Bolivia informó que la visita de los funcionarios era exclusivamente de cortesía y negó “rotundamente” que su objetivo fuera “facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias”.

Peeeeeeero al gobierno interino de Bolivia no le bastó con esta explicación y este lunes 30 de diciembre anunció la expulsión de la embajadora mexicana, María Teresa Mercado, y de los dos diplomáticos españoles —junto con sus muchachos “encapuchados”.

encapuchados-embajada-de-méxico-bolivia

Foto: especial.

¿Encapuchados? Medios de Bolivia y el gobierno interino señalaron que un par de sujetos encapuchados intentó ingresar a la Embajada de México, el viernes pasado. Entonces, comenzaron los rumores sobre el presunto escape de los exfuncionarios de Evo.

No obstante, la Embajada de México en Bolivia explicó que tras una reunión entre María Teresa Mercado con la encargada de Negocios de España y el cónsul español; la policía boliviana negó el paso del personal que se supone iba a recoger a los diplomáticos.

Se armó un zafarrancho y esta fue la respuesta del gobierno de Jeanine Añez —que alega que la embajadora mexicana podría incidir en el escape de los exfuncionarios.